3 de junio de 2020
3 de abril de 2020

Detenida una pareja por incumplir el confinamiento y su amigo por intentar ayudarlos a huir

Los hechos se produjeron en Vimianzo a cuyo cuartel acudió con un ladrillo el tercer detenido, de 19 años

A CORUÑA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Vimianzo ha detenido a tres vecinos de este municipio coruñés, de 25, 24 y 19 años, por el "incumplimiento reiterado" del confinamiento decretado por el estado de alarma, según informa. El más joven fue detenido tras acudir al cuartel de la Guardia Civil con un ladrillo con la pretensión de ayudar a huir a la pareja, según informa la Benemérita.

La detención de dos de ellos, pareja sentimental, se produjo cuando una patrulla se encontraba realizando un control preventivo a la entrada de la autovía AG-55.

Una vez controlado el vehículo en el que viajaban sin causa justificada para hacerlo, los agentes comprobaron que el incumplimiento por parte de la pareja era "reiterado", siendo propuesto el varón para sanción administrativa en cinco ocasiones en la última semana por diferentes unidades.

A ello, se sumó la actitud del detenido, mostrando "total desdén e indiferencia" por las indicaciones de los agentes "y por la obligación de permanecer en las viviendas". "Llegando a manifestar en varias ocasiones que estaba 'dando un paseo'". Por estos hechos, se produjo la detención.

TERCERA DETENCIÓN

Posteriormente, cuando la patrulla se encontraba en las dependencias del puesto, se produjo la tercera detención. Un amigo de los detenidos, que ya había incumplido varias veces la obligación establecida, se presentó en el cuartel de la Guardia Civil con un ladrillo en la mano haciendo el amago de utilizarlo para romper el ventanal del acuartelamiento para intentar ayudar a sus amigos a huir.

Al ser sorprendido por los agentes antes de lanzar el ladrillo, emprendió la huida a pie siendo detenido poco después y trasladado a dependencias de la Guardia Civil, donde se instruyeron diligencias por un delito de desobediencia grave. Tras prestar declaración, los tres fueron puestos en libertad a la espera de ser citados por la autoridad judicial.

En el mismo día, la Guardia Civil de Vimianzo levantó acta administrativa en un bar-estanco de la localidad de Zas por servir bebidas a los clientes en el establecimiento, incumpliendo también el estado de alarma.