7 de abril de 2020
8 de febrero de 2020

Detenido un hombre que agredió a otro con una barra de hierro en el edificio abandonado en el que pernoctaban

A CORUÑA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un hombre ha sido detenido por la Policía Local de A Coruña después de agredir a otro con una barra de hierro mientras dormía en el edificio abandonado en el que ambos solían pasar las noches en la Ronda de Outeiro.

De los hechos ha informado la Policía Local este sábado, que tras recibir una llamada de un particular a las 22,58 horas del pasado jueves, se desplazó hasta la edificación en la que habitualmente pernoctaban estas dos personas que se encuentran en situación de sinhogarismo.

Según relataron los agentes, el agresor llegó al edificio y comenzó a discutir con la otra persona. Después, le golpeó con la barra en la cabeza y le abrió una herida por la que "sangraba abundantemente".

En ese momento, el hombre herido salió a la carretera a pedir auxilio y la primera persona con la que se topó fue la que llamó a la Policía, que se personó en la zona con dos patrullas, así como a una ambulancia medicalizada que trasladó a la persona afectada al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña para realizar un TAC y tratar las heridas.

Mientras tanto, los agentes accedieron al edificio y allí encontraron al presunto agresor gracias a la descripción que había facilitado la víctima, de nacionalidad española y de 52 años de edad.

Una vez localizado, el hombre negó los hechos, pero los agentes procedieron a su inmediata detención. Ahora, el varón de 39 años de edad, procedente de Camerún, está acusado de un delito de lesiones pasará a disposición judicial.

DETENIDO POR AGREDIR A UN AGENTE

Por otra parte, los agentes también actuaron en la mañana de este sábado para detener a otro hombre que causó destrozos en un local, agredió a varios clientes y se enfrentó a los agentes que acudieron al servicio.

La Policía Local ha comunicado que cuando llegaron al lugar, en la calle Socorro, el hombre estaba destrozando un local de hostelería y amenazando a varios clientes mientras los empujaba agresivamente.

Por este motivo, los efectivos trataron de neutralizarlo, pero el hombre oponía resistencia y llegó a propinar un puñetazo en la cara a uno de los agentes. En ese momento, se procedió a su detención y mientras estaba siendo trasladado a las disposiciones policiales no cesó en su actitud y empezó a golpear con la cabeza el interior del vehículo.

Ante estos hechos, ha sido denunciado por un delito de atentado a agentes de la autoridad, daños en un local y lesiones a un particular.

Para leer más