28 de febrero de 2021
5 de diciembre de 2014

Dieciocho plataformas de emigrantes retornados gallegos recorren las calles de Ourense y acuden al pleno municipal

Dieciocho plataformas de emigrantes retornados gallegos recorren las calles de Ourense y acuden al pleno municipal
ROSA VEIGA

Critican que la devolución de multas no sea de oficio y la carencia de información, que esperan recibir "en cartas, igual que las sanciones"

OURENSE, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Dieciocho plataformas de emigrantes retornados gallegos han recorrido este viernes las calles de Ourense y llegaron a la Plaza Mayor minutos después de que uno de sus portavoces hablase en el transcurso del pleno municipal, que centró uno de sus debates en las reclamaciones de los afectados por las multas por sus pensiones en el extranjero.

Los participantes, entre 500 y más de un millar en distintos momentos de la manifestación, han reclamado por boca de sus portavoces que la reforma del IRPF aprobada por el Congreso el pasado día 20 de noviembre para devolverles las multas, conlleve esa devolución "de oficio, y no previa solicitud, con la misma diligencia con que nos cobraron las sanciones", detalló la presidenta de la plataforma de Ourense, Carmen Bolaño.

Plataformas como la de Ferrolterra, Costa da Morte, A Coruña, Compostela, Lugo, Salnés o Valdeorras, estuvieron en la manifestación que tras recorrer el centro de la ciudad desde el pabellón de deportes, llegó hasta la entrada del ayuntamiento coreando frases como: "Feijóo, tí que fas, cando fas falta non estás" --Feijóo, tú que haces, cuando haces falta no estás--, y otras sobre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Los participantes se colocaron tras una pancarta por cada plataforma, con elementos alusivos como una maleta con la frase 'Maleta del retornado de los 60, Montoro te la cambio por la Ley 35/2006' y un cartel en el que una retornada de Baixo Miño explica que en Suiza "era emigrante con derechos y en España, su país, es emigrante sin derechos".

Los discursos y frases giraron en torno a la Ley 35/2006 que consideran clave en su situación. Así lo ha explicado Xosé Lois Leirós a toda la Corporación municipal de Ourense, que este viernes celebró su pleno ordinario de diciembre, en el que el alcalde ournsano, Agustín Fernández, autorizó su intervención de forma extraordinaria, durante el debate de una moción presentada por el BNG en favor del colectivo.

"EXPOLIO DE MONTORO"

Leirós ha pedido apoyo institucional a la moción ante la "injusta persecución económica y moral que la Hacienda del PP impone a más de 250.000 trabajadores gallegos", durante su intervención desde el "gallinero" del salón de plenos.

Asimismo, ha criticado la Ley 35/2006 aprobada durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, del PSOE y que estuviese "guardada en un cajón" hasta que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, decidió aplicarla años después de tomar posesión. "Ahora deciden aplicarla sin coherencia, mentiras, desinformación, enredo y abuso de poder" en una situación "insólita en Europa", ha abundado.

En ese sentido, Leirós ha aludido a un "plan de expolio del ministro Montoro, sin precedentes en Europa, que se "consumará el día 1 de enero de 2015, con nocturnidad y alevosía", y comparó esta actuación estatal con la desarrollada ante los deshaucios y los preferentistas. "Caso insólito de un país que roba a sus ciudadanos, a las clases trabajadoras y pensionistas, a los más desfavorecidos socialmente y por eso debería caerles la cara de vergüenza", remató.

Además, ha explicado que la reforma del IRPF aprobada por el Congreso el 20 de noviembre contempla la condonación de las multas, recargos e intereses a los emigrantes retornados que declararon por pensiones cobradas del extranjero fuera de plazo y abrir un período extraordinario de seis meses para que hagan esa declaración los que no lo hicieron antes, sin la imposición de multas ni costes adicionales, salvo la deuda que pueda resultar.

"PERDER EL TIEMPO"

También Leirós ha criticado la reforma porque dejó "sin resolver muchos aspectos que quedaron sobre la mesa" y ha detallado las actuales reclamaciones del colectivo, como que esa devolución de multas e intereses se haga de oficio, y no previa solicitud, o que se reconozcan, también de oficio, las pensiones de invalidez admitidas en los países donde trabajaron.

Además, reclamaron dentro y fuera del Ayuntamiento, una campaña de información personalizada "igual que hicieron para notificar las multas", la revisión de los convenios marco con los demás países y eliminar el efecto retroactivo, que contempla la aplicación de la Ley desde 2006, para que se haga desde 2014.

Tras la intervención en el pleno, minutos antes de que la manifestación llegase hasta la Plaza Mayor, siguió el debate de la moción del BNG, en el que el portavoz de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome, dijo no querer "parecer insensible" al considerar que la moción sólo valía para "perder el tiempo" pues se trata "de un tema estatal, y no municipal".

También ha criticado que el discurso del portavoz "está hecho por el BNG", así que ha dicho desear "lo mejor" a los retornados, pero rechazó "abanderarlos como hace el BNG para obtener rédito electoral". La moción contó con 24 votos a favor y la abstención de los dos ediles de DO.

Para leer más