2 de marzo de 2021
18 de enero de 2021

Dos evacuados con síntomas de intoxicación por monóxido de carbono en Ponteareas (Pontevedra)

   Atendidas cuatro personas, dos de ellas menores de edad, por otra fuga en Xermade (Lugo)

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS)

   Los servicios sanitarios del 061 evacuaron en la noche de este domingo a dos personas con síntomas de intoxicación por monóxido de carbono en Ponteareas (Pontevedra).

   Según informa el 112 Galicia, los hechos ocurrieron pasadas las 21,00 horas en un domicilio situado en el lugar de Costa Sequeiros. Hasta allí acudió Urxencias Sanitarias-061 para comprobar el estado en el que se encontraban los ocupantes de la vivienda, ya que presentaban síntomas como vómitos y mareos, compatibles con una intoxicación.

   Con la finalidad de determinar las causas y el origen de la acumulación de monóxido de carbono, el 112 solicitó la intervención de los miembros del GES-Bombeiros de Ponteareas, que confirmaron que la fuga venía de una estufa de butano después de realizar las correspondientes mediciones.

   En este operativo también se contó con la colaboración de dos agentes de la Policía Local y la Guardia Civil.

   CUATRO ATENDIDOS EN XERMADE

   Por otra parte, cuatro personas --dos adultos y dos menores-- han tenido que ser atendidas de madrugada en el municipio de Xermade (Lugo), concretamente en el lugar de Rebulláns, por presentar síntomas de intoxicación similares.

   Así lo explicaron en su llamada al 112 Galicia cuando apenas pasaban unos minutos de las 6,00 de la mañana. Seguidamente, el personal de la central de emergencias pidió la colaboración de Urxencias Sanitarias-061.

   Según indicaron los profesionales sanitarios, los detectores instalados en la ambulancia apuntaban a la presencia de monóxido de carbono en el interior de la vivienda. Sin embargo, cuando los bomberos de Vilalba accedieron a la vivienda, sus mediciones apenas percibían ya acumulación del gas, puesto que la casa había sido ventilada.

   Los efectivos realizaron una inspección por la vivienda con el objetivo de dar con el origen del monóxido. Igualmente, el 112 informó a la empresa suministradora del butano para que revise las instalaciones.