3 de diciembre de 2020
11 de octubre de 2020

Educación avanza una reforma del decreto de comedores para que personas ajenas a las familias puedan hacer de cuidadores

Educación avanza una reforma del decreto de comedores para que personas ajenas a las familias puedan hacer de cuidadores
Fotos Xunta /Educación /Videoconferencia Atencion A Diversidade. - XUNTA DE GALICIA

   Rodríguez descarta, salvo en "alguna especialidad", contratar docentes sin máster de profesorado, pero en caso de hacerlo tendrán "formación exprés"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El conselleiro de Cultura, Educación e Universide, Román Rodríguez, ha avanzado este domingo que trabaja en una reforma del decreto que regula los comedores escolares gallegos, con el objetivo de que los cuidadores de este servicio "puedan ser personas no directamente vinculadas con las familias", como ocurría hasta ahora.

   En una entrevista concedida a la Radio Galega, recogida por Europa Press, Rodríguez ha explicado que esta medida favorecerá "que haya diferentes turnos" para atender a los casi 80.000 usuarios que suman los comedores gestionados por la Xunta y, "en menor medida", por los ayuntamientos y las AMPA.

   "Más allá de las plazas, detectamos que en muchísimas ocasiones hay desdobles del sistema de comedor y nuevas posibilidades de horarios. Esto hace necesario más personal y un incremento de coste", ha insistido el conselleiro, para justificar la introducción de cuidadores ajenos a las familias de los escolares.

   A esto se sumará un gasto extra en limpieza de "dos o tres millones de euros" en caso de este servicio en Educación Secundaria --en Primaria es competencia de los municipios-- y de "un millón de euros" para que se puedan cumplir las medidas marcadas en un protocolo que fue elaborado "después de escuchar a la comunidad educativa".

   Asimismo, con respecto a las actividades extraescolares, el conselleiro ha dicho que espera que "en el plazo de una semana o 15 días" esté listo el protocolo específico, después de que el borrador ya fuese trasladado al comité clínico de la Xunta "para que evalúen si las medidas dan garantías" sanitarias. Según sus palabras, conllevará "cambios organizativos y en la forma de hacer las cosas, como en todos los ámbitos de la sociedad".

   Donde también habrá que implementar medidas higiénico sanitarias será en lo que respecta a las prácticas de la Formación Profesional, para que "tanto las empresas como los alumnos que van a hacer un profeso formativo tengan una confianza mutua".

"TRABAJO TREMENDAMENTE INTENSO"

   Casi un mes después desde el inicio del curso, Román Rodríguez --quien recuperó la cartera de Educación tras el relevo de Carmen Pomar-- ha valorado el "trabajo tremendamente intenso" por la Xunta para "poner en marcha el sistema", algo que "siempre es complejo" porque implica "directa o indirectamente" a medio millón de personas y porque este curso se produce en un escenario "inédito" como es una pandemia.

   De acuerdo con los últimos datos de la Administración, Galicia contabilizaba el viernes 421 casos de coronavirus vinculados a los centros, que mantienen 23 aulas clausuradas por la incidencia de la pandemia. Además, una escuela infantil en Celanova (Ourense) ha tenido que echar el cierre tras detectarse un positivo.

   Al respecto, el conselleiro ha valorado que si bien le gustaría "que no hubiese ningún caso" de coronavirus en la comunidad educativa, la comparativa de Galicia con el conjunto del Estado es para "estar orgullosos". En la Comunidad gallega, las clases en cuarentenas son, de acuerdo con sus cifras, el 0,01 por ciento del total, mientras en España se sitúan "por encima del 1,6 por ciento".

LOS CENTROS, UN "CORTAFUEGOS"

   Además, Rodríguez ha explicado que "la inmensa mayoría" de los centros con contagios cuentan con "un caso o dos, y muchos son hermanos". De ello se ha servido para destacar que las instalaciones educativas "funcionan como cortafuegos, como elementos de control" y como espacios "seguros".

   Preguntado sobre si le preocupa la incidencia del coronavirus en el área de Ourense, ciudad que desde esta semana se encuentra confinada junto al municipio limítrofe de Barbadás, el conselleiro ha respondido que "obviamente si el contexto sanitario en un ayuntamiento es negativo, tiene un reflejo inmediato" en los centros, porque estos "forman parte de la sociedad".

   En caso de que en la zona ourensana o en cualquier otra Galicia se imponga alguna cuarentena de larga duración, como la vivida en la primera ola de la pandemia, Román Rodríguez ha apostado por estar "preparados y orientados" a poner en marcha una docencia telemática que sea "lo más semejante posible a la presencial".

   "En Galicia, igual que en España, apostamos por una docencia presencial, pero también somos conscientes de que en algún caso no se puede hacer", ha recalcado, al tiempo que ha garantizado "anticipación", porque "puede pasar".

   Eso sí, el titular de Educación ha insistido de que el cierre de los colegios correspondería "puramente y claramente" a una decisión de la Consellería de Sanidade o del Ministerio. "En este sentido, las autoridades sanitarias son los competentes para fijar los parámetros", ha añadido.

2.300 PROFESORES CONTRATADOS

   Sobre el refuerzo de docentes, el conselleiro ha destacado la contratación de 2.300 personas, "un incremento del 7,6 por ciento" de la plantilla que conlleva también "un incremento económico muy notable y muy potente" para la adaptación del sistema al panorama COVID.

   En esta coyuntura, Román Rodríguez ha descartado casi al completo, "salvo alguna especialidad muy concreta y específica" en Formación Profesional, que la Consellería vaya a echar mano de personas sin el máster de profesorado. "Lo planteó el Ministerio y dijimos que no nos gustaba", ha recordado, ya que considera que la lista de interinos es "suficiente".

   Lo que sí plantea la Xunta es "una formación exprés" para que, "en el caso hipotético de que haya esta posibilidad", las personas contratadas "tengan herramientas pedagógicas". No obstante, el conselleiro ha reiterado que esta medida "va a ser muy poco efectiva".

UN FONDO COVID "INSUFICIENTE"

   Román Rodríguez ha vuelto a tachar de "insuficiente" la cantidad del fondo COVID para educación recibida por la Xunta. "Es injusto para Galicia porque obvia el coste efectivo de la prestación de servicios. Se hizo una simple regla de tres en función del número de alumnos", por lo que provoca una pérdida que la Xunta cifra en 30 millones.

   En la línea ya defendida en su momento por el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, el conselleiro ha explicado que si la Comunidad gallega cuenta con alrededor del 5 por ciento de alumnos de toda España, aporta "el 20 por ciento" del coste del transporte escolar y "el 10 o 12 por ciento" de los comedores.

   También ha aprovechado para demandar al Estado "en torno a 30 millones más" que precisará el sistema educativo gallego para el 2021.

POLÉMICA EN OLEIROS

   En la entrevista en la Radio Galega, el conselleiro de Educación también ha abordado la polémica en torno al Colegio Luís Seoane de Oleiros (A Coruña), cuya directora fue cesada la pasada semana después de que una monitora del transporte escolar se olvidase a un niño de tres años en el interior del autobús.

   En palabras de Rodríguez, fue una situación "lamentable" de la que es responsable la empresa del transporte y la trabajadora, que ya fue despedida por parte de la compañía.

   El conselleiro de Educación ha asegurado que la jefatura territorial de Inspección "se enteró 24 horas después" y no por parte de la directora del centro, lo que provocó una "pérdida de confianza". "No se le achaca el suceso en sí, sino que no informase a la Inspección", ha manifestado.

   Seguidamente, según el relato de Rodríguez, fue este servicio, "formado por funcionarios", el que se reunió con ella y "planteó su dimisión y su cese".

Para leer más