14 de julio de 2020
3 de junio de 2009

El Eixo Atlántico pide una reunión a José Blanco para tratar la evolución del AVE y las comunicaciones de cara al Xacobeo

Reclama un AVE con una velocidad media de 150 kilómetros por hora que pare en las ciudades de ambas regiones para conectar los puertos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Executiva do Eixo Atlántico, reunida hoy en Santiago, acordó enviarle una carta al ministro de Fomento, José Blanco, para solicitarle una reunión en la que tratar la evolución y plazos de la construcción del AVE y las comunicaciones entre ambas regiones de cara al "trasvase de turistas" que puede suponer el Xacobeo.

En la carta, el Eixo Atlántico recuerda a Blanco que la línea de alta velocidad Ferrol-Lisboa y, concretamente, el tramo Vigo-Porto en su zona española, acumula "un notable retraso" sin que, como ocurre en el tramo Ourense-Lubián, "haya que realizar ningún cambio en el trazado".

En concreto, explicaron, el tramo que "más" les preocupa es el comprendido entre Vigo y la frontera portuguesa y, más en particular, la salida sur de Vigo y el puente sobre el río Miño, que "ya debería estar en licitación para poder cumplir los plazos". En este sentido, alertaron de que, aunque entre Galicia y Madrid existe una "obsoleta" línea, la Eurorregión, que abarca 6.000.000 de habitantes, no cuenta con ninguna.

En este sentido, recordaron a Blanco que, en el próximo año 2010 la celebración del Xacobeo, con una afluencia esperada de 8 millones de visitantes, y en 2012 la proclamación de Guimaraes como Capital Europea de la Cultura hacen necesaria una buena comunicación entre Galicia y el norte de Portugal para el "trasvase" de turistas, algo de lo que se beneficiaría la Eurorregión "en época de crisis".

Así lo explicó hoy en Santiago el actual presidente del Eixo Atlántico, Luis Filipe Menezes, quien explicó que esta organización lleva trabajando "los últimos años" en el impulso al tráfico ferroviario de alta velocidad entre ambas regiones.

Concretamente, abogó porque las dos regiones se unan en sus reclamaciones y empleen "su prestigio" para hacer presión sobre infraestructuras y financiación. En la misma línea, reclamó la potenciación del proyecto aeroportuario de Galicia y el norte de Portugal, pero "no en competición" si no "buscando sinergias".

Además de trasladar sus inquietudes al ministro de Fomento, el Eixo Atlántico aprobó un documento sobre transportes que, después de ser llevado a Asamblea General el próximo enero, se convertirá en "la política oficial" de esta organización que defenderá el tren de alta velocidad como "fundamental" para la promoción de los cuatro aeropuertos.

PASAJEROS Y MERCANCÍAS

En esta línea, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, reclamó la necesidad de promocionar el transporte de mercancías conjunto al de pasajeros el apoyo a los puertos como "dinamizador económico".

Así, apostaron por una línea que cubra en dos horas el trayecto entre A Coruña y Porto y que sea mixta --de pasajeros y mercancías-- y que sirva asimismo para conectar a los puertos, lo que se lograría con una velocidad "de una media de 150 kilómetros por hora" y con paradas en las ciudades.

AECT

En otro orden de cosas, el Eixo Atlántico confirmó que solicitarán la conversión de la asociación en Agrupación Europea de Cooperación Territorial, lo que permitirá realizar propuestas comunes y solicitar una financiación conjunta.

"No tiene sentido que la primera organización transfronteriza --el Eixo Atlántico-- no se acoja a esa nueva realidad que permite la UE", explicó Menezes, quien puntualizó que el proceso pasa por una consulta a todos los municipios que forman parte de la organización.

Además, hizo hincapié en la necesidad de organizar conjuntamente programas culturales como el de la Capital da Cultura, que se celebra desde mañana en la localidad portuguesa de Gaia y que organizará en poco más de tres meses más de 300 eventos culturales relacionados con ambas regiones.

Finalmente, en la reunión de hoy se decidió prolongar el mandato de la Comisión Executiva del Eixo Atlántico así como su Presidencia hasta enero para que el cambio no coincida con el proceso electoral local que se desarrollará en octubre en Portugal y permita la conclusión de actuaciones que no podrán terminarse antes de final de año.