9 de agosto de 2020
7 de julio de 2020

Feijóo apunta una "pequeña regresión" del brote y plantea avanzar a un cierre "más selectivo" de A Mariña

Feijóo apunta una "pequeña regresión" del brote y plantea avanzar a un cierre "más selectivo" de A Mariña
Selectividad en la comarca de A Mariña (Lugo) pese al cierre por el brote de COVID-19 - CARLOS CASTRO - EUROPA PRESS

Destaca que ayer solo se detectaron tres positivos y vincula el abrir una zona a que el 90% de los casos están en Burela, Foz y Xove

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha destacado que el brote de COVID-19 detectado en A Mariña lucense está experimentando una "pequeña regresión", con menos pacientes en seguimiento y menor ritmo de positivos detectados en la última jornada, por lo que ha planteado, en coordinación con los expertos y si se mantienen los datos, la posibilidad de "abrir parte de A Mariña" y avanzar hacia un cierre "más selectivo" de las áreas más afectadas por el coronavirus.

En declaraciones a los medios tras mantener una reunión con el comité clínico de expertos, el jefe del Ejecutivo gallego ha cifrado en 121 los positivos activos en relación a este brote, cuyo estado "no reviste gravedad". En concreto, ha destacado que el 95% de los pacientes están en sus domicilios.

Además, ha subrayado que la edad media de los positivos es de 35 años y la edad que más se repite, los 20. Por ello, ha puesto en valor que, por el momento, el brote lucense no afecta a "personas mayores" y, en particular, que todas las residencias de la tercera edad del área, analizadas en un cribado, "están libres de COVID".

Entre los datos "positivos" que evidencia la evolución de este brote, el jefe del Ejecutivo gallego ha mencionado que las 80 PCR realizadas ayer detectaron solo tres nuevos positivos, un "buen dato" que mejora el panorama de los últimos días. Esto implica que la cifra de positivos de este lunes se ubicó en el 4,5%, frente al 20,5% de días anteriores.

Del mismo modo, ha incidido en el descenso de la cifra de contactos en seguimiento, que se sitúa en las 685 personas en A Mariña, 279 menos que el lunes, dado que ya han terminado su periodo de cuarentena.

Los expertos sanitarios han pedido a la Xunta un periodo de entre 48 y 72 horas para analizar esta tendencia "favorable" en la evolución de positivos y tomar medidas que, si se confirma la "curva descendente", podrían derivar en un cierre "más selectivo" de A Mariña, solo con aquellos ayuntamientos "más afectados".

DISTINTOS ESCENARIOS

En la situación actual, el presidente gallego ha recordado que se podrían producir distintos escenarios que determinarían en los "próximos días" que se vayan "reforzando o aliviando las restricciones" del distrito sanitario de A Mariña, actualmente aislado.

En el primer escenario, que todo se mantenga como hasta ahora, la Xunta apostaría también por mantener las medidas. Sin embargo, si se agrava el brote, Núñez Feijóo ha avanzado que se aprobarían "nuevas restricciones" en horarios, aforos o actividades permitidas.

En caso de que se encamine hacia una "mejoría notable", ha destacado, se "abriría una fase de transición para volver a la misma situación que el resto de Galicia de forma paulatina".

En este último escenario, el presidente gallego ha puesto en valor el trabajo de los rastreadores para indicar si "persisten las dudas o no sobre la transmisión comunitaria" y "si es posible ser más selectivos con el cierre" de A Mariña.

EL 90% EN TRES AYUNTAMIENTOS

Alberto Núñez Feijóo ha recordado que el 90% de los casos del brote de A Mariña se concentran en tres ayuntamientos, principalmente Burela y Foz y, en menor medida, Xove. En otros seis municipios del distrito hay, en total, 13 positivos, mientras que en otros 5 "no hay ninguno".

Por ello, de cara a los próximos días, ha planteado la posibilidad de "disminuir el confinamiento en los ayuntamientos" a aquellos más afectados y "abrir una parte de A Mariña".

Por el momento, Sanidade seguirá con la "estrategia" de "test masivos" para localizar y aislar posibles positivos y hacer seguimiento de sus contactos --se han hecho 2.667 PCR en esta circunscripción--. "Nos preocupa que pueda afectar a personas vulnerables", ha dicho el presidente.

Los afectados por este brote, sin embargo, son mayoritariamente "personas jóvenes" que permanecen "asintomáticos" o con sintomatología leve, que entraron en contacto con "bastante gente" en fiestas y reuniones privadas y en bares de la zona. En "algunos casos anecdóticos", ha reconocido Núñez Feijóo, los rastreadores se han encontrado con contactos próximos con "dificultad para aceptar" que habían estado con los positivos, una ocultación que ha "dificultado" el "seguir la cadena" de contagio.

En su intervención, el presidente gallego ha agradecido la colaboración de todos los alcaldes del área, con los que la Xunta mantiene una reunión de actualización diaria, y de la Delegación del Gobierno, que ayuda con el control de desplazamientos en la zona.

Sobre esta cuestión, ha mostrado su "sorpresa" por la posibilidad de que personas de otras comunidades hayan entrado en el área para, por ejemplo, visitar la Praia das Catedrais. Aunque la incidencia en Ribadeo "es mínima", ha apelado a criterios de "prudencia" para respetar la normativa y ha pedido a la Guardia Civil que no permita estos accesos.

UNA SITUACIÓN "ESTABLE"

En el conjunto de Galicia, ha explicado el presidente gallego, la situación de la infección por coronavirus es "estable", sin "ninguna persona ingresada" en la UCI y solo siete hospitalizados en toda la Comunidad, que no registra fallecidos desde el 10 de junio.

Aún así, ha subrayado que la sociedad debe seguir vigilante, sobre todo por la aparición de brotes como el de A Mariña o el de Barbanza, que se da por "desactivado" ya.

"Sabíamos que los brotes se iban a producir y, lamentablemente, sabemos que se van a seguir produciendo en las próximas semanas y meses", ha dicho Núñez Feijóo, que ha reivindicado la eficacia de las medidas implantadas.