20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 6 de septiembre de 2008

    Feijóo está "preocupado" por la situación de la Xunta tras "un trienio perdido" e insiste en que queda "mucho por hacer"

    Lamenta que Galicia celebrará el Xacobeo 2010 "sin AVE, sin autovía a Lugo, sin terminal aeroportuaria en Santiago y sin Cidade da Cultura"

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, admitió hoy estar "preocupado" por la actual situación de la Xunta tras un "trienio perdido" para Galicia y dirigió el trabajo de su partido a lo "mucho que queda por hacer" en la comunidad. En este sentido, incidió en que "mientras no vuelva" el PP al Ejecutivo gallego, cuestiones como las infraestructuras "no volverán a ser una realidad".

    En un mitin ofrecido en Santiago en el que estuvo acompañado por varios militantes 'populares', el líder de la oposición en la capital gallega, Gerardo Conde Roa, y el presidente de honor del PPdeG, Gerardo Fernández Albor, Feijóo explicó que la campaña 'Galicia en voz alta', que recorrerá todas las comarcas gallegas, es un modo de "preparar el futuro" basándose en la "gente de Galicia, la Galicia real", que dice "lo que nadie quiere decir, pero que es cierto".

    "Queremos decir a la gente lo que nos dice y actuar como nos dice y perfeccionar el programa del PP con las inquietudes de los gallegos", proclamó, y apostilló que "la gente dice lo que pasa y lo que quiere que pase". En este sentido, tachó de "infantil" a un Ejecutivo que deja tras de sí "más paro y más dificultades" que cuando llegó, por lo que optó por "trabajar más" si se convierte en presidente. Así, aunque admitió su "preocupación", aseguró que afrontará el cargo con "esperanza", porque Galicia "merece un gobierno maduro que le escuche".

    En clave comarcal, criticó que la sanidad en Vedra es "insuficiente" debido al incremento de su población; al igual que ocurre en Ames y Brión con sus centros educativos. Asimismo, rechazó el cierre del centro sanitario de Santa Cruz de Ribadumia en Vedra y aseguró que el 85 por ciento de los municipios más próximos a Santiago "no cuentan con los servicios de saneamiento". Por ello, lanzó una crítica velada al conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, "que dice lo que va a hacer y que va a multar, pero no dice lo que hace".

    También aludió el dirigente 'popular' a la situación de crisis que cuesta "cada día 3.000 empleos" y a los "retrasos" en la llegada del AVE. Sobre la alta velocidad, cuyo enlace entre Madrid y Galicia estaba comprometido para 2010, resaltó que la última fecha --2012-- "sólo la dice una persona", por la que se "alegró" de que "no milite en el PP".

    Al hilo de las infraestructuras, aseveró que "ni un solo proyecto verá la luz" de los comprometidos para el Xacobeo 2010, a pesar de ser "la industria cultural más importante del norte de España". "Ni AVE; ni autovía a Lugo, que todavía no se sabe por dónde pasará; ni terminal aeroportuaria; ni tercer carril de circunvalación; ni túnel de la Galuresa; ni Cidade da Cultura", lamentó, al tiempo que denunció que la "parálisis" de esta última "supone un sobrecoste del 20 por ciento en las obras", que "todavía carecen de contenido".

    DEPENDENCIA, "REPARTO DE CULPAS"

    Otra de las cuestiones a las que se refirió el líder de los 'populares' gallegos fue a la Ley de Dependencia y recomendó a los gobiernos central y gallego "que en vez de repartirse las culpas" de su incumplimiento, "se repartan las responsabilidades".

    En la misma línea, lamentó que Galicia sea la última comunidad autónoma en recibir las ayudas de la ley, junto con las Islas Baleares, a pesar de ser la tercera en número de dependientes; y denunció que "el 10 por ciento de los solicitantes ya no las cobrarán", debido a su fallecimiento.

    Por ello, apeló a la "responsabilidad" del Gobierno para que estas ayudas se hagan efectivas y recordó que todos los partidos son garantía de su cumplimiento; por lo que anunció que las 17 oficinas parlamentarias y los ayuntamientos gobernados por el PPdeG "atenderán e informarán" a los dependientes "para que puedan cobrar las prestaciones que esperan y que les corresponden desde hace dos años".

    MÁS PROYECTOS PENDIENTES EN SANTIAGO

    Feijóo estuvo acompañado por el líder del PP de Santiago, Gerardo Conde Roa, quien lamentó que la visita del líder autonómico sea "para hacer un triste balance" del Gobierno bipartito y denunciar que Santiago "sufrió especialmente" su "castigo", ya que fue "ignorada totalmente".

    Así, recordó que la capital gallega vivió "su Edad de Oro" durante el mandato del PPdeG al frente de la Xunta y remarcó la "diferencia de talante" y de "concepción política" de un Gobierno 'popular' que invirtió "de manera importante" en Santiago a pesar que la alcaldía estaba liderada por socialistas; y "ahora, que son del mismo signo, por falta de talante y de peso político del alcalde, Compostela se barrió del mapa de las inversiones autonómicas".

    En este sentido, mencionó que el nuevo centro escolar de Educación Primaria de Pontepedriña "no tiene ni iniciadas las obras"; que los habitantes del casco histórico "sufren un aislamiento sanitario" al no contar con un centro de salud; y el retraso en la apertura de la residencia de Volta do Castro.

    Por todo, Conde Roa confió en que la vuelta del PP a la Xunta "está cada vez más cerca, a la vuelta de la esquina" y en que "traerá otra época dorada" a Santiago debido a "la seriedad y el rigor" a las que "acostumbra" el partido.

    El ex presidente de la Xunta Gerardo Fernández Albor, por su parte, animó a Núñez Feijóo y al resto del partido a "trabajar como en las fallas", en las que, tras la quema, se comienza de nuevo a preparar las del año próximo. "Hay que estar en continua campaña", arengó, al tiempo que advirtió de que "se trabaja poco".