3 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

Feijóo reitera que el voto exterior no debe influir en que "haya un presidente el domingo y otro días después"

VIGO, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PPdeG y candidato a la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reiteró hoy su deseo de que el voto emigrante no modifique el resultado de las elecciones del 1 de marzo, para que no "haya un presidente el domingo y otro distinto días después".

Durante un almuerzo coloquio organizado por el Club Financiero de Vigo, Feijóo lamentó que el voto exterior no pueda ser "inapelable", es decir, "rodeado del cristal de una urna", y recordó que los partidos "se pusieron a trabajar" para que no ocurriese lo que pasó en las últimas autonómicas, en las que el resultado final dependió del escrutinio de los residentes ausentes de la provincia de Pontevedra, aunque "el PSOE se negó" a modificar la ley.

El candidato popular recordó que hay 334.000 emigrantes con derecho a voto, un 15 por ciento del censo, y apuntó que la Junta Electoral estableció que los sufragios se acompañaran de un documento identificativo, aunque el PSOE "se reservó el derecho de recurrir los votos que no lo lleven para que sean válidos". "Puede haber un resultado en las urnas y otro en las sacas", alertó.

Asimismo, volvió a insistir en la necesidad de que se reforme la ley electoral para que gobierne el partido más votado, o para que haya segunda vuelta en los comicios.

Feijóo también repasó durante el coloquio las medidas que propone el PP para ayudar a las familias e incentivar el consumo, el plan de apoyo a la automoción, la intención de los populares de derogar el decreto del gallego en la enseñanza, su posición contraria "en este momento de turbulencias" a una fusión de las cajas gallegas o la innecesariedad de un instituto de crédito gallego.

Por otra parte, a preguntas de los periodistas antes de participar en ese almuerzo coloquio, Feijóo se refirió a la acusación de Quintana, quien denunció la supuesta firma de un convenio entre el PP y un medio de comunicación para favorecer los intereses populares. A ese respecto, negó que hubiera suscrito ningún convenio con medios de comunicación y atribuyó esta acusación al "nerviosismo" del candidato nacionalista a la presidencia de la Xunta.