4 de marzo de 2021
26 de septiembre de 2014

Felipe VI volvió a besar la bandera en el 25º aniversario de su promoción con 79 compañeros de la Escuela Naval

PONTEVEDRA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Rey Felipe VI ha vuelto a besar la bandera como "símbolo de renovación de su juramento" cuando, el 16 de julio de 1989, recogió en la Escuela Naval Militar (ENM) de Marín el Real Despacho de Alférez de Navío, entregado por su abuelo, el Conde de Barcelona. Después de él, le siguieron los 79 integrantes de la 'Brigada del 89', apodados entre sí como los 'camellos'.

La celebración del 25º aniversario de la entrega de despachos del año 1989 ha reunido en la explanada de esta institución castrense a los 51 oficiales del Cuerpo General de aquella promoción, 11 de Infantería de Marina, ocho de Intendencia y nueve de Sanidad. Entre ellos se encontraba un oficial tailandés que coincidió en el curso de Felipe VI con motivo de un convenio que la ENM tiene suscrito con ese país.

Según fuentes de la ENM, este tipo de conmemoraciones se realizan tradicionalmente en esta época del año y ha sido casual que la celebración haya coincidido con la fecha en la que se cumplen 100 días del reinado de Felipe VI.

Felipe VI ingresó en la ENM el 1 de septiembre de 1986 con la promoción 389. El 31 de diciembre de ese mismo año cesó en su formación en este recinto militar para embarcar, el 7 de enero de 1987, en el Juan Sebastián de Elcano, hasta el 6 de junio. Seis días después volvió a embarcar en el Portaviones Dédalo, a la que siguió la Fragata Asturias, donde navegó hasta el 8 de julio.

Finalmente, el 9 de julio de 1989 se reincorporó en la ENM para completar su preparación, que culminó en la festividad de la Virgen del Carmen, al ser promovido al empleo de Alférez de Navío.

BUEN TIEMPO

A diferencia del pasado año con motivo de un acto similar que tuvo que trasladarse al gimnasio de la ENM debido al mal tiempo, en esta ocasión ha lucido el sol en una jornada con el cielo despejado, por lo que el programa se ha desarrollado en la explanada. Debido al calor, un alumno y una alumna que ocupaban sus puestos en la formación han tenido que ser atendidos por sendos mareos.

El batallón de alumnos, desde 1º curso hasta 5º, fueron llamados a formación 10 minutos antes de la llegada de los Reyes, que hasta ese momento habían asistido a una misa en el salón de actos de la ENM, seguida de una ofrenda a la Virgen del Carmen, junto con los componentes de la Brigada del 89 y sus familiares.

Cumpliendo a rajatabla el programa del acto, Don Felipe y Doña Letizia fueron recibidos a las 13,00 horas por el Almirante de Personal, José Antonio Ruesta Botella. El Rey vestía un uniforme de diario con los galones de Capitán General de la Armada. La Reina ha optado por un conjunto sencillo de pantalón y blusa de color negro, con una chaqueta de 'tweed' en tonos claros, y zapatos de tacón de estilo 'peep toes'.

Tras recibir honores de ordenanza con 21 salvas y pasar revista al batallón de alumnos, Felipe VI se ha sumado a la ofrenda a los caídos y ha presidido el Homenaje a la Bandera. Él ha sido el primero en cumplir con ese gesto, al que siguieron sus compañeros de promoción y, tras ellos, sus esposas e hijos, que también han desfilado ante la enseña nacional.

Al término de las alocuciones por parte del capitán de fragata José Luis Nieto Fernández en representación de los demás oficiales de la Brigada del 89 y del comandante-director de la ENM, José Luis Sobrino, se ha entonado el Himno de la Armada y se ha realizado el desfile militar, encabezado por la Escuadra de Gastadores, la Banda de Música de la ENM y los alumnos de los cinco cursos, que dieron vivas a España a su paso por el lugar que ocupaban los Reyes.

Con la retirada de la Bandera entre Honores de Ordenanza se dio por finalizado el acto, de una hora de duración. La Escalera Monumental de la ENM ha sido el escenario donde los Reyes se fotografiaron, primero con los oficiales de la promoción de Felipe VI, sumándose posteriormente sus familiares.

El Rey había llegado anoche para asistir a las celebraciones del 25º aniversario de la Brigada del 89, cenó con sus compañeros en Combarro y pernoctó en la Residencia de Alumnos de la ENM.

Por su parte, la Reina Letizia se ha trasladado esta misma mañana a Marín y tenía previsto regresar al término de los actos castrenses, a diferencia de Felipe VI, que ha prolongado su estancia hasta esta noche para seguir participando en los homenajes.

Precisamente, por el carácter interno y privado de esta conmemoración, ninguna autoridad civil --ni del Gobierno Central, ni de la Xunta, ni de la Diputación Provincial de Pontevedra, ni del Ayuntamiento de Marín-- ha tenido presencia en este acto castrense.

En la agenda de Felipe VI para la próxima semana figura la apertura del curso universitario en Toledo.

Para leer más