14 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 13 de Noviembre
  • 2 de marzo de 2019

    Fotos con seguidores y cánticos de "presidente, presidente" en la visita de Casado a Santiago, acompañado de Feijóo

    Fotos con seguidores y cánticos de "presidente, presidente" en la visita de Casado a Santiago, acompañado de Feijóo
    EUROPA PRESS

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Entre fotos y selfies con turistas, seguidores y hasta personas disfrazadas de carnaval, y entre algún que otro cántico de "presidente, presidente", el líder del PP, Pablo Casado ha recorrido el casco histórico de Santiago de Compostela, acompañado por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en el marco de los actos celebrados este sábado en la provincia de A Coruña.

    Una visita que se inició algo más tarde de lo previsto, al llegar de Ferrol a la capital gallega en torno a las tres y media de la tarde, para una comida en el restaurante Altamira en el que estuvo acompañado del candidato popular a la alcaldía, Agustín Hernández, el secretario xeral del PPdeG, Miguel Tellado, y el presidente provincial Diego Calvo.

    Croquetas, empanada, 'bacallao con patacas' o mejillones formaron parte del menú del restaurante al que llegó Pablo Casado después de saludar, y fotografiarse, con las personas disfrazadas de "góticas" que se encontraban a las puertas del mercado de Abastos.

    Pablo Casado, que ha recordado que ya conocía la ciudad por haber hecho el Camino, ha encontrado la capital gallega "maravillosa, como siempre", aunque estará mejor, dejó caer, cuando su candidato Agustín Hernández sea el alcalde.

    En un recorrido muy rápido, iniciado desde la praza do Toural, Pablo Casado ha paseado por la rúa do Vilar hasta llegar a la Praza do Obradoiro, ante la Catedral, aunque parado en múltiples ocasiones para fotografiarse con niños y mayores que se lo pidieron, en un paseo en el que recogió sonrisas, saludos y buenos gestos.

    Aunque muchos turistas se sorprendieron por su presencia en Galicia, el presidente de la Xunta acaparó gran parte de los saludos, hasta los de una mujer de avanzada edad, de Noia, a la que sus acompañantes le indicaron que era Alberto Núñez Feijóo. 'Ah, eres Feijóo', dijo la mujer cuando finalmente lo reconoció. Y el presidente de la Xunta aprovechó para confesarle, entre bromas: "Yo tuve una novia en Noia, pero me dejó".

    Feijóo y Casado mostraron su complicidad en la visita y se dejaron fotografiar en las calles de Santiago y, en especial, con la Catedral de fondo.

    Y como colofón al recorrido, antes de entrar en los coches oficiales para dirigirse a A Coruña, Feijóo y Casado se acercaron al perro 'Káiser': un enorme ejemplar de dogo alemán, de unos vecinos de la localidad de Villestro, que se dejó acariciar por el presidente de la Xunta y el líder del PP, admirados del "campeón de belleza" en certámenes nacionales y del que su dueña aseguró que come "moito polo" --"mucho pollo"--.

    Pero fue una visita en la que se habló de política, también en clave local, según el candidato popular a la Alcaldía. "Hablamos de que tenemos dos retos, una comida entre compañeros, agradable, y con el compromiso que le trasladé a Casado de que vuelva antes de que sea yo alcalde, no es la primera vez que viene, tiene gente conocida aquí y él viene encantado".