8 de agosto de 2020
14 de noviembre de 2014

Gadisa acusa al FROB y a NCG de saber "desde el mismo momento que se realizó" que su inversión estaba "pérdida"

La abogada del Estado sostiene que el presidente del grupo alimentario no es "un inversor cualquiera"

A CORUÑA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El abogado de Gadisa ha acusado al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y a NCG de saber "desde el mismo momento que se realizó" que la inversión de 10 millones de euros del grupo de distribución alimentaria en la entidad financiera gallega, en enero de 2012, estaba "perdida".

Por el contrario, los demandados han argumentado que, ya en diciembre de 2011, se alertaba de la posibilidad del ajuste contable retroactivo de más de 1.000 millones que, finalmente, se aplicó en la entidad y que, según Gadisa, se le habría ocultado.

La abogada del FROB ha dicho también que el presidente y consejero delegado del grupo de distribución alimentaria, Roberto Tojeiro -quien en el juicio, afirmó que no tuvo conocimiento de este ajuste hasta el consejo de administración del 16 de enero, cuatro días después de materializarse la inversión-, no es "un inversor cualquiera".

"Era miembro del consejo de administración y del comité de auditoría", ha recalcado la letrada sobre su papel en Novagalicia Banco. También ha apostillado que, para ser miembro del comité de auditoría, "no vale cualquiera". "Tiene que ser experto en materia de contabilidad o auditoría o en ambas", ha precisado.

DISCREPANCIAS ENTRE LOS PERITOS

En el juicio, en el que Gadisa reclama la nulidad del contrato de compra-venta de acciones, han declarado los peritos del grupo de distribución alimentaria, del FROB y NCG, los mismos que lo hicieron también en el celebrado esta semana en la vista por la demanda de siete empresas gallegas, entre ellos Hijos de Rivera y Coren, por el mismo motivo.

De nuevo, han evidenciado sus discrepancias en relación a la situación de la entidad y la posible ocultación del ajuste contable reotractivo aplicado.

"Era un banco no viable sin nuevas ayudas públicas", ha sentenciado el perito aportado por Gadisa, quien ha defendido que este inversor "entendía que estaba en un banco solvente y capitalizado", ha apuntado sobre las cuentas que, según ha dicho, se les aportaron.

El perito del FROB ha sostenido, por el contrario, que el ajuste retroactivo "se podía intuir", pero que hasta "marzo de 2012" no se tuvo conocimiento del mismo.

Esta afirmación la ha mantenido pese que el letrado de Gadisa le ha preguntado si "no era más cierto que el 16 de enero se conocía el ajuste" y le ha insistido en que a mediados de diciembre de 2011 ya se planteaba como una "posibilidad".

Su posicionamiento ha motivado que el letrado de Gadisa se reservase la posibilidad de ejercer acciones penales contra él por falso testimonio "por mantener que hasta el 31 de marzo no se conocía", ha recalcado.

REGULACIÓN DEL GOBIERNO

En sus conclusiones, el abogado de Gadisa ha culpado al ajuste contable y a la regulación del Gobierno que exigía nuevas provisiones a las entidades de la pérdida de la inversión de su cliente y ha dicho que tanto Novagalicia Banco como el FROB conocían de su existencia y no se lo comunicaron a los inversores.

"Se vendió una cosa distinta de la que se quiso comprar", ha sentenciado el letrado. Mientras, para las partes demandadas, el presidente de Gadisa conocía "de primera mano" el ajuste contable.

En concreto, la letrada del FROB ha dicho que Tojeiro asistió al comité de auditoría, de 15 de diciembre de 2011, en el que, según ha expuesto, se habría planteado la posibilidad del ajuste. Con todo, atribuyó a la nueva regulación la pérdida de la inversión.