28 de enero de 2020
  • Lunes, 27 de Enero
  • 24 de febrero de 2008

    Galicia registró 12 accidentes mortales durante la jornada laboral en el mes de enero, siete más que en 2007

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Comunidad gallega registró a lo largo del pasado mes de enero un total de 12 accidentes mortales durante la jornada laboral, siete más que en el mismo periodo de 2007, cifra a la que hay que sumar otros dos accidentes ocurridos 'in itinere' --al ir o regresar del puesto de trabajo--, según informó hoy la Consellería de Traballo.

    En concreto, siete de los accidentes se produjeron en la provincia de A Coruña, que en enero de 2007 no había registrado ningún siniestro; cuatro en Pontevedra, donde hubo tres muertes en el puesto de trabajo; mientras que en Ourense se mantuvo la cifra, con un accidente laboral mortal, y en Lugo esta cifra descendió de un siniestro en 2007 a ninguno en enero de este año.

    Por sectores, fue la pesca la actividad que registró un mayor número de siniestros mortales, con seis, mientras que en la industria, la construcción y el sector servicios se produjeron dos accidentes en cada una, siendo agricultura la única actividad que no registró ninguno.

    En total, en el mes de enero se registraron en Galicia un total de 3.730 accidentes durante la jornada laboral, cifra que disminuyó en 238 frente a los 3.986 que se produjeron en el mismo mes del año pasado.

    De este total de accidentes, 63 fueron de carácter grave, un 7,51% menos que el mismo mes del año pasado, de los que el mayor número se registró en la construcción --24--, seguida del sector servicios --20--, industria --14--, pesca --3-- y agricultura --2--.

    Por provincias, el mayor número de accidentes graves lo registró A Coruña, con 25; seguida de Pontevedra, con 24 accidentes; y a continuación Lugo y Ourense, con siete accidentes cada una.

    En cuanto a la causalidad, los datos de Traballo indican que, del total de accidentes mortales en jornada laboral, el 66,6% se debió a causas directamente relacionadas con el trabajo; el 8,33% se produjeron a raíz de un accidente de tráfico; y el restante 25% estuvieron motivados por infartos, derrames cerebrales y otras patologías.