19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 24 de febrero de 2008

    El gerente del Canalejo pide diagnósticos desde la Primaria y más tecnología en hospitales frente a las listas de espera

    Admite "deficiencias organizativas" en Urgencias y aboga por una "mayor agilidad" de los médicos en cuanto a diagnosis y tratamiento

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El gerente del Complejo Hospitalario Juan Canalejo de A Coruña, José García Buitrón, apostó hoy por que la Atención Primaria efectúe diagnósticos a los pacientes y por incrementar la tecnología en los hospitales como mecanismos para reducir las listas de espera.

    En una entrevista concedida a la Radio Galega y recogida por Europa Press, García Buitrón admitió "deficiencias organizativas" y frente a ello abogó por que los médicos sean "más ágiles" en sus diagnósticos y en el suministro de tratamientos.

    Al respecto, reconoció que el paciente sigue un recorrido "larguísimo" con "idas y venidas", mientras que lo ideal sería "acortar muchísimo" para que, una vez que va a consulta, "ese mismo sea diagnosticado". "Tenemos que mejorar y podemos mejorar", aseveró al referirse a la necesidad de potenciar sistemas tecnológicos como el diagnóstico por imagen.

    Otro de los factores que consideró primordial para la reducción de las listas de espera fue la necesidad de que los servicios de Atención Primaria sean "más beligenrantes", de forma que realicen diagnósticos y cuenten con "mayor capacidad resolutiva" para "agilizar" el "sistema".

    Aunque reconoció que las listas de espera son un problema "grave" y que "hay que mejorar", matizó que "sólo" se espera cuando se trata de patologías que no son ni graves ni urgentes, "o al menos, que no lo parecen". No obstante, insistió en que la reducción de las demoras es "una exigencia social, profesional y de la dirección". "Tenemos que mejorar mucho", sentenció.

    OBRAS EN EL CANALEJO.

    Además, José García Buitrón anunció que durante el próximo mes de abril comenzarán las obras en el hospital que dirige. Así, el primer departamento afectado será, precisamente, Urgencias, que será remodelado de manera simultánea con la atención al paciente.

    "Es un trastorno para médicos y pacientes, pero pedimos comprensión", solicitó, a la vez que avanzó que el plazo de finalización de las obras concluye "a principios de 2010".

    TRANSPLANTES DE MÉDULA.

    El gerente del complejo hospitalario coruñés informó también de una de las novedades en trasplantes de médula que se encuentra disponible en el Juan Canalejo para aquellos pacientes que lo necesiten.

    Se trata de una modalidad de trasplante que se utiliza en personas que no encuentran compatibilidad en el entorno familiar, y consiste en la búsqueda de médulas mediante varias organizaciones que proveen al hospital de este material.

    Hasta el momento, este hospital realizaba los transplantes de médula en casos de personas emparentadas y compatibles o a través de la depuración de la sangre del receptor.

    "Técnicamente no es muy distinto al método anterior, aunque es algo más complejo y, terapéuticamente, ofrece muchas más posibilidades a los pacientes", destacó.

    DONACIONES EN GALICIA.

    Preguntado acerca de la disposición de los gallegos a donar, a tenor de encuestas que sitúan a Galicia por debajo de la media española en donaciones, Buitrón opinó que "antes había una negatividad del 35 o 40 por ciento, pero está descendiendo hasta, aproximadamente, el 20 por ciento".

    Además, restó importancia a este dato, puesto que consideró que España está "a la cabeza del mundo" en donaciones y cuenta con una situación a este nivel "magnífica". Por lo tanto, apostó por que Galicia siga descendiendo su nivel de negatividad y se aproxime a cuotas de otras Comunidades Autónomas "más avanzadas".

    "Nos cuesta cada vez menos", consideró, y destacó el "gran avance" que se produjo en esta materia durante los, "sobre todo", últimos tres años. Por el contrario, calificó de "tragedia para la sociedad en su conjunto" que una persona se niegue a donar, puesto que esta postura "no beneficia a nadie".

    NOMBRE DEL HOSPITAL.

    A respecto de la petición de cambio del nombre del complejo hospitalario --puesto que Juan Canalejo fue el jefe de la Falange en Galicia--, Buitrón se mostró abierto a la decisión que se tome por parte de la dirección del hospital.

    "Yo no tengo ningún inconveniente, porque entiendo perfectamente la demanda y también la resistencia debido a la 'marca' del hospital, que se utiliza sin connotaciones", interpretó.