26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 7 de diciembre de 2008

    El gerente del Chuac asegura que la crisis no afectará a las obras en 2009 pero "no aventura" lo que pasará hasta 2013

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El gerente del Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac), José García Buitrón, aseguró hoy que la crisis no va a afectar a las obras que el hospital acometerá en 2009, ya que están "presupuestadas y no hay ningún tipo de limitación", si bien recordó que no terminarán hasta 2013 y "es difícil aventurar qué va a pasar de aquí a entonces".

    García Buitrón consideró, en una entrevista en Radio Nacional de España recogida por Europa Press, que "una sola" facultad de Medicina es "suficiente" en Galicia, aunque apostó por que las universidades de Santiago de Compostela (USC) y A Coruña (UDC) lleguen a acuerdos para facilitar la formación de alumnos en el Chuac.

    En este sentido, explicó que algunos alumnos de medicina de la USC reciben formación en este hospital y que en los próximos años, los que decidan especializarse allí, pasarán a ser evaluados el curso completo. Esto creará, a su juicio, una polémica acerca de si continúan o no siendo alumnos de la universidad compostelana, que "tienen que resolver las universidades".

    Además, el gerente del complejo hospitalario coruñés apostó porque los profesionales que trabajan en el Chuac actúen como profesores, porque, a su juicio, ellos son "los que tienen los conocimientos" y no transmitirlos es "un despilfarro" que no se pueden permitir.

    CAMBIO DE NOMBRE

    Con respecto al cambio de nombre del complejo hospitalario, anteriormente conocido como Juan Canalejo, el gerente lo atribuyó a una "necesidad política" y señaló que supuso un "trastorno funcional y afectivo". Además, auguró que el centro tendrá "tres nombres --Chuac, Juan Canalejo y residencia-- durante mucho tiempo".

    García Buitrón señaló como "un reto" mejorar el funcionamiento del servicio de urgencias. En este sentido, dijo que acuden a urgencias dos tipos de pacientes, los que "realmente" tienen una necesidad de asistencia "inmediata" y los que usan este servicio porque "en otros no encuentran atención apropiada".

    Por ello, apostó por la "articulación" con la atención primaria, ya que estos servicios están dando "más soluciones" a los problemas de salud de los ciudadanos, dato que constató con que el número de pacientes que entran en urgencias en los últimos años permanece "estable y tiene tendencia a la baja".