18 de septiembre de 2019
  • Martes, 17 de Septiembre
  • 4 de septiembre de 2009

    El Gobierno aprueba una partida de 379 millones para construir la plataforma de la alta velocidad entre Lubián y Ourense

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El Consejo de Ministros dio hoy luz verde a la firma de un nuevo convenio entre el Ministerio de Fomento y la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (SEITT), con el que se destinan 379 millones de euros a la segunda fase de la construcción de la plataforma del tramo Lubián-Ourense de la línea ferroviaria de alta velocidad.

    La autorización del Gobierno central se extiende a otro convenio y la ampliación de otros dos acuerdos, a través de los cuales se repartirán 772 millones de euros entre diversas infraestructuras viarias y ferroviarias en España. Estos acuerdos se firman después de que el Consejo de Ministros extraordinario del pasado 13 de agosto autorizase a Fomento a incrementar en 229 millones el techo de presupuestario.

    De este modo, se suscribirá el convenio para el tramo de entrada del AVE en Galicia desde Madrid. El pacto establecerá que el ministerio se encargue de la redacción de los proyectos y de la dirección de las obras, así como de las expropiaciones; mientras que la SEITT se responsabilizará de la contratación de las obras.

    Por otra parte, para infraestructuras viarias de titularidad estatal se destinarán un total de 286 millones de euros, de los que 146,48 se reservarán para obras en Galicia. En concreto 83,48 millones serán para el tramo Palas de Rei-Guntín (Lugo) de la A-54; 8 millones financiarán la construcción del enlace de A Barrela de la autovía A-56, también en Lugo; y 55 millones costearán el acceso al puerto exterior de A Coruña.

    Además, se introduce una modificación en algunos pactos, de modo que se sustituyen tres actuaciones y en su lugar se invertirán 63,89 millones en otros tres proyectos: la construcción de un tramo de la autovía A-21 en Zaragoza, un enlace en la autovía A-11 de Burgos y la variante de Padrón (A Coruña) de la N-550.