19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 20 de octubre de 2008

    Gonzalo Caballero confirma su candidatura a la secretaría general del PSOE de Vigo y se convierte en el tercer aspirante

    El PSdeG descarta sancionar a Príncipe por sus críticas al partido pero pide "responsabilidad" a los candidatos en sus declaraciones

    VIGO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El ex concejal y cabeza visible de una de las corrientes críticas con la actual Ejecutiva local del PSOE de Vigo, Gonzalo Caballero, confirmó hoy su intención de presentar su candidatura a la secretaría general del partido en la ciudad olívica, con lo que se convierte oficialmente en el tercer aspirante a este cargo, junto con el actual secretario general, Manel Gallego, y al ex alcalde y también ex secretario general, Carlos Príncipe.

    Caballero, que encabeza una corriente crítica con la actual cúpula socialista viguesa, confirmó a Europa Press su intención de presentar su propia candidatura, que denomina como la "candidatura del cambio y renovación", para la elección que tendrá lugar en una asamblea extraordinaria el próximo 30 de octubre.

    De hecho, aunque en las últimas semanas se había mostrado dispuesto a integrar a militantes de otras "sensibilidades" en su proyecto, también había puesto como condición "que el timón del barco no lo lleven ni los que estaban antes (en referencia a Príncipe) ni el poder institucional (con el que vincula a Manel Gallego)".

    El ex concejal y sobrino del alcalde de Vigo, Abel Caballero, mantiene una posición crítica con la actual Ejecutiva socialista en la ciudad, de la que denunció los obstáculos que, en su opinión, pone a la "transparencia, la democracia interna y la participación de la militancia de base".

    La pasada semana, militantes afines a él remitieron una carta al secretario general del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, y la secretaria de Organización del partido, Mar Barcón, en la que demandó que haya "garantías" en la elección del día 30, "sin presiones" y con la posibilidad de que todos los candidatos puedan acceder a los mismos medios (como la consulta del censo de afiliados) para presentar sus ideas.

    PRÍNCIPE Y GALLEGO

    Por su parte, el ex alcalde, Carlos Príncipe, que se retiró de la política activa en 2003, tras haber formado parte del Gobierno bipartito local encabezado por el nacionalista Lois Pérez Castrillo, también formalizó su candidatura este fin de semana.

    Príncipe, quien fue en su día el principal defensor de Manel Gallego para que ocupase su actual cargo en el PSOE vigués, hizo pública una oferta para consensuar una "candidatura de unidad" en la que estuvieran integradas las diferentes corrientes de la familia socialista en la ciudad olívica.

    El ex regidor denunció que la actual Ejecutiva le negó el acceso al censo de afiliados, tras haber manifestado sus "sospechas" de un "inusual" incremento en el número de militantes de carnet (que serían afines a Gallego) en los últimos meses. Asimismo, insistió en que es el único aspirante a la Secretaría que estuvo "dispuesto a pactar una candidatura unificada sin condiciones previas" y "la única voz libre que queda en el PSOE de Vigo".

    El actual secretario de la Ejecutiva viguesa, Manel Gallego, quien también confirmó su intención de repetir en el cargo, rechazó las acusaciones de falta de democracia interna en la agrupación y replicó a Príncipe que él lleva "cuatro años llamando a la unidad", pero que esa unidad "se hace desde la mayoría". No obstante, evitó promover polémicas porque, en su opinión, "la elección de los órganos del partido es un debate interno que no debe trascender a la opinión pública ni los medios de comunicación".

    LLAMADA A LA RESPONSABILIDAD

    La secretaria de Organización del PSdeG, Mar Barcón, descartó, en declaraciones a Europa Press, que se vaya a abrir expediente a Carlos Príncipe por las acusaciones vertidas sobre el funcionamiento interno del partido en Vigo, aunque hizo un "llamamiento a la responsabilidad" sobre las manifestaciones que hacen los candidatos a presidir la Ejecutiva viguesa.

    Barcón reconoció que las palabras de Príncipe fueron una "sorpresa" por poner en cuestión la libertad en el PSOE, y afirmó que "estuvo cerca de pasarse", por lo que pidió "por el bien de la agrupación de Vigo", que los aspirantes "no hablen con ligereza". "El partido necesita a la agrupación de Vigo, y debe ser un ejemplo de dinamismo, pero no de división", apuntó.

    En la asamblea extraordinaria del próximo 30 de octubre, que se celebrará a las 20.00 horas en el Hotel Bahía de Vigo, se elegirá al nuevo secretario general del PSOE en la ciudad de entre los candidatos que se hayan presentado hasta el día 27 a las 20.00 horas. Asimismo, también se elegirán 23 delegados para el Comité Nacional gallego, y las candidaturas (cerradas y bloqueadas) deberán obtener al menos el 20 por ciento de los votos válidos emitidos para lograr representación.