6 de abril de 2020
23 de julio de 2008

Un grupo de militantes del PSOE vigués reclama que la Xunta no sustituya la vida del partido

Defenderán en el Congreso del PSdeG que se refuerce la organización y que no se ceda a independientes la definición de las políticas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de militantes del PSOE vigués, liderados por el ex concejal Gonzalo Caballero, presentaron hoy un documento en el que reclaman que el XI Congreso del PSdeG apueste por la revitalización de la organización y advierten de que "el gobierno no debe sustituir la vida del partido".

Este grupo de socialistas vigueses, que contarán con nueve delegados en el congreso, reclamaron además que el cónclave no sea "un paripé mediático" centrado en el reparto de posiciones, sin debate, propuestas y autocrítica. "Apostamos por un congreso vivo, con debate y participación", proclamaron.

Caballero explicó que el manifiesto político 'Fortalecendo o socialismo galego, impulsando o cambio político en Galicia' fue consensuado inicialmente entre 25 delegados, aunque aprovecharán el congreso del fin de semana para presentarlo al resto de militantes e intentar sumar el mayor número de adhesiones a su propuesta.

La alternativa viguesa reclama que se fortalezca la estructura del PSdeG, que se potencie el papel de los afiliados y apuestan por la participación y por apoyar las agrupaciones municipales, así como por la revitalización del debate de ideas, el pluralismo y la democracia interna y participativa.

APOYO A TOURIÑO.

Gonzalo Caballero, que es sobrino del alcalde vigués, Abel Caballero, avanzó que el grupo de delegados que encabeza apoyará la reelección de Emilio Pérez Touriño como secretario xeral y candidato a la Presidencia de la Xunta, aunque de momento no descartan presentar lista alternativa a la elección de los miembros del Comité Nacional Galego.

En todo caso, advirtió en declaraciones a Europa Press de que no entrarán "en el mercadeo de puestos o sillas en la dirección" y explicó que su pretensión es que su opinión sea tenida en cuenta y que la nueva dirección asuma los postulados que defienden en la línea de fortalecer la organización del partido.

Aunque dijo que no hay nada malo en contar con no adscritos al PSdeG, también advirtió de que "no se puede ceder a los independientes la definición de las políticas que son responsabilidad de la organización", tras lo cual abogó por valorar a los militantes que tienen una trayectoria política contrastada.