23 de octubre de 2020
29 de septiembre de 2020

Los grupos perfilan la reforma del reglamento para restringir las excepciones a la actividad presencial del Parlamento

Los grupos perfilan la reforma del reglamento para restringir las excepciones a la actividad presencial del Parlamento
Reunión de la junta de portavoces del Parlamento de Galicia. Pedro Puy, Miguel Tellado, Olalla Rodil y Pablo Arangüena desde el primer plano hacia el final. - EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los grupos han abordado este martes la reforma del reglamento con la que se prevé dotar un marco legal que permita garantizar la actividad del Parlamento en el caso de que se produzca un brote en la institución que imposibilite el normal funcionamiento. Así, en la reunión de la junta de portavoces han quedado en perfilar la redacción propuesta inicialmente por los servicios jurídicos, con el objetivo de restringir al máximo las excepciones a la actividad presencial y que quede limitado a una situación de pandemia.

"La Mesa, de acuerdo con la junta de portavoces, podrá habilitar excepcionalmente la presencia, el voto delegado, sistemas de videoconferencia o cualquier otro sistema técnico viable y adecuado que garantice, para todos los efectos reglamentarios, la asistencia y participación en las sesiones y en los debates y el ejercicio del derecho de voto", recoge, en su literalidad, la propuesta realizada por los servicios jurídicos a los distintos grupos.

En las respectivas ruedas de prensa posteriores a la reunión institucional de este martes, los grupos han confirmado la voluntad de acuerdo unánime, lo que permitiría tramitar la reforma de manera 'exprés'. Esto es, si hay un consenso, los tres grupos la registrarían como proposición de ley conjunta, la Mesa cualificaría la iniciativa y se llevaría al pleno para aprobación por 'lectura única' --se aprueba de forma automática sin más trámites--.

A preguntas de los medios, el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha explicado que hay un "acuerdo general" para sacar adelante esta reforma y ha destacado que todos los grupos "coinciden en la importancia de la presencialidad", tanto en los plenos como en las comisiones. "Las excepciones deben ser muy concretas, muy justificadas y muy motivadas", ha convenido Puy.

Con esa filosofía de fondo, se tratará de describir la delimitación de la delegación del voto de forma "bien clara" y que tendrá que ver con una situación como la pandemia, que imposibilite el desplazamiento sujeto a consejos o decisiones de las autoridades sanitarias.

CIRCUNSTANCIAS EXCEPCIONALES

Puy ha incidido en que todos coinciden en que estas excepciones "tienen que estar sujetas a circunstancias excepcionales". Si hay acuerdo, se podrá tramitar "cuanto antes", ya que hay que estar preparados por si surge algún brote en la institución parlamentaria, cuyo funcionamiento "hay que garantizar".

Olalla Rodil, por parte del BNG, ha manifestado que actualmente se encuentran los supuestos de delegación de voto para casos "muy concretos", como son situación de embarazo, paternidad y maternidad, por lo que ha sostenido que debe haber una redacción "rigurosa y muy concreta" que atienda únicamente a esta situación "excepcional" de la covid-19.

"Intentaremos afinar un poco más la redacción. Hay voluntad de llegar a un acuerdo y de hacerlo con la mayor rigurosidad", ha expresado Rodil.

Por su parte, el viceportavoz del PSdeG, Pablo Arangüena, ha dicho que la reforma está "muy avanzada" y se ha mostrado de acuerdo en regular esta "excepcionalidad", pero también de forma concreta. "Nos parece la vía adecuada, pero hay que acotar lo máximo posible esa situación. Solo se puede adoptar estas medidas excepcionales para que sea en una situación de pandemia" y no que se utilice este reglamento por llegado el momento de una "gripe común".

"Ese es el debate, mejorar la redacción para que sea lo suficientemente precisa", ha expresado el viceportavoz socialista.

Contador

Lo más leído en Galicia