23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 6 de abril de 2010

    La Guardia Civil ha cancelado en Galicia 241 licencias de armas a personas imputadas en delitos de malos tratos

    Destaca que en los dos últimos años los controles en las intervenciones han crecido y que "han sido exhaustivos"

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Guardia Civil ha cancelado en Galicia durante los últimos dos años y hasta día de hoy un total de 241 licencias de armas a personas imputadas o relacionadas con los malos tratos en el ámbito familiar.

    En este bienio 2008-09, y a través de las intervenciones de armas del Instituto Armado, los controles, según informó hoy la Benemérita, "han sido exhaustivos" y se ha tenido "un especial interés en la observancia de las normas y protocolos" que regulan la posesión de armas y las licencias que las amparan en personas relacionadas con delitos de violencia de género.

    Precisamente, en lo que va de año, y comparado con el mismo periodo del ejercicio anterior, la Guardia Civil incidió en que las revocaciones y cancelaciones de licencias de armas suman en la Comunidad gallega 38, mientras que en el primer trimestre de 2009 computaban 26.

    Con este tipo de controles, la Guardia Civil resaltó que quiere tratar "con especial sensibilidad" todos los asuntos relacionados con los malos tratos y la violencia doméstica, "acotando en la medida de lo posible, cualquier tipo de conducta delictiva que pueda inducir a los posibles maltratadores a utilizar armas u objetos sometidos al control del citado cuerpo policial".

    "ALTO GRADO DE ALERTA"

    Este esfuerzo, según resaltaron las mismas fuentes, "supone un alto grado de alerta" en el control y la permanente actualización en las bases de datos de las intervenciones de armas del Instituto Armado, "que ha establecido unos protocolos de coordinación permanente entre distintas unidades del cuerpo para obtener los mejores resultados en materia de inspección de armas y sus licencias".

    "Aunque la preocupación y sensibilización con el tema para la Guardia Civil es máxima, siempre se puede dar algún tipo de disfunción o error que, de manera puntual, produzca una falta de control en algún titular de licencias", consideró en relación, sobre todo, a aquellos casos en los que el poseedor del arma u objeto sometido a inspección "no figure en las bases de datos de las Intervenciones de Armas de la Guardia Civil, lo que significaría estar hablando de una tenencia ilícita".