17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 2 de julio de 2014

    Hernández, a la espera del bastón de mando: "Queda un día menos para que Santiago vuelva a la normalidad"

    El futuro alcalde subraya que Ángel Currás es "un concejal más del gobierno" y que "estará trabajando como los demás: todos a una"

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El exconselleiro y futuro alcalde de Santiago, Agustín Hernández, ha celebrado la resolución de la Junta Electoral Central (JEC) que desestima las alegaciones de PSOE y BNG contra los concejales no electos que ha fichado para su nuevo gobierno y ha asegurado que "lo único" que pide a la oposición, dispuesta a llegar al Tribunal Constitucional (TC), es que "no entorpezcan" la labor en el Ayuntamiento.

    "Es una buena noticia, queda un día menos para que Santiago vuelva a la normalidad", ha sentenciado Hernández, en declaraciones a Europa Press, antes de reiterar que los populares estaban convencidos de que su propuesta se ajustaba al mecanismo habilitado en la ley electoral para la incorporación de ediles no electos.

    A la espera de que lleguen las credenciales que permitirán al todavía alcalde de Santiago, Ángel Currás, convocar el pleno en el que también cederá el bastón de manos a Hernández, éste se ha reafirmado en que la normativa "es muy clara", aunque ha reconocido que "no hay nada en contra" de que la oposición plantee los recursos que considere oportunos.

    "Incluso a nivel de constitucionalidad; yo lo único que planteo y reclamo, con independencia de la decisión que adopten (PSOE y BNG), es que no inicien una senda de intentar entorpecer la labor del gobierno municipal", ha demandado el futuro regidor, quien sostiene, no obstante, que el PP ha respetado "escrupulosamente" la ley.

    CURRÁS, "UN CONCEJAL MÁS"

    Por parte de los populares, ha señalado que lo único que pretenden es que el Consistorio de Santiago retome "la normalidad" y que el gobierno que él dirigirá pueda "gestionar" la ciudad. "Que es lo que piden los ciudadanos", ha apostillado.

    Así, se ha reafirmado en que la oposición puede "plantear sus proyectos alternativos" y "censurar" lo que el equipo de gobierno "haga mal" o incluso "aplaudir" lo que consideren que "está bien hecho". Eso sí, "al margen del trabajo" que se realice en el Consistorio.

    Sobre la división de áreas que tendrá su nuevo gobierno, que tomará posesión al igual que él mismo cuando se celebre el pleno preceptivo --la próxima semana--, no ha querido dar pistas y ha remarcado que será "la noticia del día después de la toma de posesión".

    Del mismo modo, tampoco ha concretado cuando finalizará la etapa de "transición" en la que Currás se mantendrá en el Consistorio, como tampoco ha hecho el propio alcalde. "Ángel Currás es un concejal más del gobierno y estará trabajando como los demás, todos a una", ha zanjado.