21 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 20 de Noviembre
  • 16 de octubre de 2019

    Instituciones y periodistas colaboran para transmitir "una imagen digna" de las personas sin hogar en los medios

    "La calle es un mundo sin luz", existen estereotipos y todo el mundo piensa que "a ellos no puede pasarles"

    Instituciones y periodistas colaboran para transmitir "una imagen digna" de las personas sin hogar en los medios
    Presentación de la guía de recomendaciones a los medios de comunicación para informar sobre el sinhogarismoXUNTA

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Cruz Roja y periodistas, junto con la Xunta de Galicia, han colaborado para crear una guía de recomendaciones que ayude a transmitir una "imagen digna y apropiada" de las personas que se encuentran en situación de sin hogarismo a la hora de informar en los medios de comunicación.

    Este breve manual de consejos para los profesionales de la información ha sido presentada este miércoles por la conselleira de Política Social, Fabiola García, la presidenta de Cruz Roja Galicia, Carmen Colmeiro, y el coordinador de la publicación, Luís Pardo.

    A la cita, que ha reunido a periodistas de diversos medios con presencia en Galicia, también ha acudido el ilustrador de la guía, Miquel Fuster, un dibujante que además de retratar la realidad de calle ha sido parte de ella durante 15 años y conoce de primera mano los mitos y verdades del sinhogarismo, según ha relatado.

    El objetivo principal de esta iniciativa se centra en "ofrecer a los medios" una "herramienta" que pueda "ayudar en el trabajo periodístico" a tratar a las personas que se encuentran en situación de sinhogarismo, ha sintetizado Pardo.

    "Muchas veces los condicionantes" de la profesión (tiempo, espacio, lenguaje) dificultan un buen tratamiento de las informaciones en este ámbito, ha explicado. Lo que esta guía pretende es que el periodista tenga en cuenta "el contexto" y, sobre todo, aprenda a "cómo contar" este tipo de historias.

    DATOS DE CONTEXTO

    Para cumplir con esta meta, es necesario tener en cuenta los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que muestran que en 2017 Galicia cifró en 1.243 las personas que se encuentran en situación de sinhogarismo.

    La capital gallega se sitúa como la ciudad más afectada por esta problemática, ya que 2,59 de cada 10.000 habitantes sufren estas circunstancias "que no son categóricas", apunta Pardo, "no es como ser alto o bajo".

    La tasa de personas sin hogar es menor en Lugo (1,71); A Coruña (1,31); Pontevedra (1,20); Ferrol (0,88) y Ourense (0,39). Sin embargo, la existencia de estas estadísticas sigue requiriendo esfuerzos que, en Galicia, se concentran en el Plan de atención a las personas sin hogar.

    En este sentido, la conselleira ha destacado que esta es una de las "grandes preocupaciones de la Xunta de Galicia" y por ello destinará "73 millones de euros" para medidas concretas en esta materia de 2019 a 2023 y ha subrayado "la importancia de las palabras y de la autocrítica".

    TESTIMONIO

    Escuchar entra dentro de las recomendaciones que incluye esta guía, señala Luís Pardo, "convertirlos en sujetos y no en objetos" para "cazar clics" en la información.

    El testimonio de Fuster ha servido para humanizar estas circunstancias. "Es el momento en el que se te rompe la vida", afirma. "La calle es un mundo sin luz", existen estereotipos como que "es el lugar de los vagos y de los borrachos" y todo el mundo piensa "que a ellos no les puede pasar", añade.

    A su juicio, lo que busca una persona sin hogar es "pasar desapercibido", "esconderse" por dos motivos. Para no tener que afrontar "en lo que uno se ha convertido" y para "evitar agresiones" procedentes de los que están en la misma situación y las de "alguna gente movida por la maldad"; según los autores de la guía, tienen su origen en la aporofobia, el miedo, rechazo y aversión a las personas pobres.

    Se trata de "empatizar" con la persona que está enfrente, entender la "dureza" de las circunstancias, fomentar la "información en positivo" y asumir "la responsabilidad" de concienciar a nivel social, destacan los implicados.