14 de noviembre de 2019
7 de marzo de 2014

El jefe de maquinistas evita hablar tras más de dos horas de declaración: "Ya dije mucho"

El jefe de maquinistas evita hablar tras más de dos horas de declaración: "Ya dije mucho"
EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Después de casi dos horas y media de declaración ante el juez que instruye la causa por el accidente de Angrois, Luis Aláez, el jefe de maquinistas de la provincia de Ourense José Ramón Iglesias Mazaira, que alertó en diciembre de 2011 de la peligrosidad de la curva de A Grandeira, ha evitado hacer declaraciones a los medios. "Ya dije mucho", ha subrayado.

"No voy a decir nada, no voy a decir nada porque no estoy en condiciones de hablar nada", ha señalado a los periodistas a su salida de los juzgados de Fontiñas, que ha abandonado por una puerta distinta a la principal y tras lo que ha sido seguido por los medios durante varios minutos.

Pese a la insistencia de los medios de comunicación, Iglesias Mazaira ha declinado responder a preguntas sobre la duración de su declaración como testigo y acerca de las cuestiones que le hicieron los abogados de las distintas partes personadas. Tampoco ha explicitado si ha ratificado ante el magistrado Luis Aláez su versión.

Según el abogado del maquinista Francisco José Garzón Amo, único imputado en este momento, quien aportó el informe, Iglesias Mazaira lo elaboró a partir de las quejas que recibía de otros compañeros por el "brusco" descenso de la curva, que había que realizar "sin aviso previo".

Sobre las 12,45 horas ha acabado la declaración del primero de los testigos y se ha iniciado un receso previo a las otras dos comparecencias, de Ángel Lluch, responsable de seguridad y José Luis Rodríguez Vilariño, superior de Iglesias Mazaira.