18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 6 de junio de 2018

    Un juez ve indicios de criminalidad en dos personas por los fuegos en Salvaterra de 2015

    Les considera autores de una veintena de incendios en los que hubo "numerosos perjudicados", aunque solo tres reclaman indemnización

    VIGO, 6 (EUROPA PRESS)

    El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Ponteareas (Pontevedra) ha concluido que existen indicios de criminalidad respecto a dos personas como presuntas autoras de una veintena de incendios forestales originados en septiembre de 2015 en la zona de Salvaterra, As Neves y Ponteareas.

    En el auto, el juez Francisco Juan Hernández, da por finalizada la investigación que arrancó por ola de fuegos registrada el 6 y 7 de septiembre de 2015 en el sur de Pontevedra tras "una ardua y complicada instrucción", en la que hay "numerosos perjudicados, de los que apenas tres reclaman indemnización de daños y perjuicios".

    En esta resolución, apunta a la existencia de indicios de criminalidad con respecto a dos personas, dos amigos de iniciales F.J.R.L. y J.M.P.G., a los que considera sospechosos de cometer delitos de incendios forestales entre la tarde del 6 de septiembre de 2015 y las 2,30 horas de la madrugada del día siguiente.

    Además, emplaza a la Fiscalía y, en su caso, a la acusación particular, a formular en un plazo de 10 días el escrito de conclusiones solicitando apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa, sin perjuicio de que puedan solicitar la práctica de diligencias complementarias.

    INCENDIOS PROVOCADOS

    Así las cosas, el juez determina que "los incendios fueron provocados", que todos ellos se iniciaron al lado de un pista (forestal o asfaltada) por aplicación directa de la llama, y que, aunque "no produjeron daños ni bienes de naturaleza distinta a la forestal, varios de ellos se encuentran a menos de 100 metros de viviendas y otras edificaciones como granjas, naves y campos de fútbol".

    En estos fuegos, que supusieron más de 38.000 euros de gastos, los testigos observaron una motocicleta de monte de tamaño pequeño y con partes rojas en la estructura. Dicho vehículo fue hallado en el inmueble de F.J.R.L., y el juez añade que "es utilizada también por J.M.".

    A partir de la señal de los móviles de los procesados, J.M.P.G. ha sido ubicado en todos los incendios, y F.J.R.L. solo en Salvaterra, aunque el magistrado sostiene que "participó de forma indirecta en varios de los (demás) incendios, al apreciarse numerosas contradicciones que pretenderían encubrir la actuación material de J.M. y su actuación intelectual en los mismos".

    OTROS INDICIOS

    Entre los indicios que menciona el juez se incluye también que "todos los incendios contienen una hora de inicio correlativa, con lo que es sumamente probable que los investigados los cometiesen". Asimismo "constata el mismo 'modus operandi' y resalta que "ambos investigados se pusieron de acuerdo sobre los extremos de prestar la declaración ante la Guardia Civil".

    Además, alude a que los investigados avisaron al jefe de brigada de Paradanta de otro incendio en As Ermitas, "siendo que este incendio ni siquiera se había recibido por dicho jefe a través del Distrito; en consecuencia, se pudo provocar por ambos, quienes dieron la voz de alarma a dicho responsable".

    A mayores, al intervenir sus teléfonos se obtuvieron "numerosísimos datos de interés", como "por ejemplo cuando F.J. llama a J.M. y le indica que efectivos del Seprona le preguntaron por las supuestas motocicletas que poseía, intentando pactar una misma declaración para evitar contradicciones".