9 de marzo de 2021
18 de diciembre de 2009

El juicio en Lugo contra un médico forense acusado de un delito de maltrato se suspende por la ausencia de un testimonio

LUGO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ausencia de un testimonio obligó hoy a suspender el juicio que, desde ayer, se seguía en el juzgado de lo penal número 1 de Lugo, contra un médico forense, especializado en violencia de género, y natural de Asturias, por los supuestos delitos de violencia psíquica, lesiones y coacciones a una mujer con la que mantuvo una relación sentimental con la que convivió en algunas ocasiones.

Fuentes del juzgado informaron de que la vista oral se tendrá que reanudar en un plazo máximo de 30 días, aunque se prevé que pueda continuar la próxima semana, ya que sólo queda testigo que queda por declarar.

En sus conclusiones provisionales, el fiscal pide cuatro años de cárcel, mientras que la acusación particular pide 10 y otros tantos de alejamiento. Por su parte, el acusado y la defensa niegan las imputaciones.

El escrito de la acusación pública recoge que el procesado, desde el principio de la relación, "hostigaba" a la mujer por una relación anterior, al expresar dudas sobre si realmente había finalizado.

MENSAJES AL MÓVIL

Desde el año 2002 al 2004, en que remató la relación, el documento constata que le enviaron mensajes a la mujer con frases intimidatorias y vejatorias. El escrito apunta, asimismo, que en ocasiones el acusado "iba a verla con dos pistolas", para decirle que iba a acabar con la anterior pareja sentimental e, incluso en una ocasión, la fue a recoger al su puesto de trabajo, en la localidad lucense de Ribadeo, y "trató de introducirla por la fuerza en el coche".

En su declaración de ayer, el acusado, M. Rodríguez, mantuvo que, "nunca" había tenido "un comportamiento ofensivo, ni agresivo psicológicamente", y se amparó en problemas de orden psicológico de la mujer.