7 de agosto de 2020
15 de julio de 2020

La lonja de Burela subasta más de 335.000 kilos de bonito por 1,4 millones pese a la COVID-19

LUGO, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La costera del bonito discurre a un ritmo similar a la del año pasado, con 335.000 kilos de túnido vendidas y una facturación de 1,4 millones de euros pese a los brotes de la COVID-19 que afectan a la comarca de A Mariña, según han manifestado los armadores de esa localidad.

De este modo, el puerto y la lonja "están trabajando con normalidad" a pesar de que tres boniteros con base en esta localidad permanecen amarrados en Santoña (Cantabria), con diez tripulantes confinados por positivos. A ellos, se suma otro buque que está en cuarentena en el puerto gallego por haber tenido contacto con los anteriores.

Así lo ha puesto de manifiesto el gerente de la empresa que gestiona la lonja burelense Armadores de Burela, SA (ABSA), Miguel Neira, quien ha lamentado la situación en la que atraviesan estos barcos al tiempo que se ha solidarizado con las tripulaciones.

Según ha señalado, la lanchas afectadas no están adscritas a la empresa, y estaban faenando en la zona de Cantabria siguiendo los cardúmenes de bonito que a estas alturas de la campaña se encuentran por esta zona.

En su intervención, Neira ha reconocido que el brote supone "una dificultad añadida" pero ha incidido en que el sector confía en que "esto se resuelva lo más rápido posible" .

No obstante, aunque el puerto registra cifras "muy parecidas" a las del año pasado, la campaña se está viendo afectada por el parón de la hostelería y la restauración, cuyo "tirón" el puerto echa de menos. En este sentido, Neira ha explicado que esa situación "repercute en la cotización" a nivel general tanto en el bonito como en otras especies.

Por último, el gerente de ABSA ha enviado un mensaje de tranquilidad y ha insistido en que el puerto y la lonja "trabajan con normalidad y conscientes del escenario que hay". "Estamos extremando precauciones, con aforos reducidos y mascarilla desde principios de abril", ha manifestado para subrayar que fueron capaces de "mantener la actividad desde el l5 marzo" y que han sido "muchas las toneladas de pescado que han salido en estos meses de las lonjas de A Mariña y Burela para abastecer en unos momentos muy complicados".

Contador

Para leer más


Lo más leído en Galicia