4 de abril de 2020
19 de mayo de 2018

En Marea envía a sus inscritos los argumentos de la dirección y de Quinteiro para la consulta sobre la diputada

La dirección defiende que no es "un proceso disciplinario" si no "la fijación de bases políticas" y Quinteiro denuncia su "indefensión"

En Marea envía a sus inscritos los argumentos de la dirección y de Quinteiro para la consulta sobre la diputada
EN MAREA - ARCHIVO

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

En Marea ha enviado a sus inscritos los argumentos de la dirección y de la diputada Paula Quinteiro de cara a la celebración de la consulta no vinculante que fijará la posición de las bases del partido instrumental sobre la continuidad de la parlamentaria, quien, en la madrugada del 18 de marzo, se vio envuelta en un incidente con una patrulla de la policía ante la que se identificó como diputada.

Los documentos, a los que ha tenido acceso Europa Press, recogen los razonamientos de cada una de las partes implicadas en el proceso, en el que los casi 2.400 inscritos de En Marea están llamados a participar en una votación --que se desarrollará los días 22 y 23 de mayo-- que fijará la "posición política" sobre este asunto. No obstante, el sector crítico con la dirección de En Marea --alineado con Quinteiro-- llama a no participar en una consulta que consideran "ilegítima" y que solo "tensiona" el espacio.

De este modo, la dirección orgánica de En Marea (Consello y coordinadora, controlados ambos por los afines al portavoz, Luís Villares) defiende que a través de esta consulta "no se trata" de establecer "ningún proceso disciplinario" contra Quinteiro, sino de "la fijación de las bases políticas sobre las que es posible construir una práctica política transformadora".

Así, argumenta que "el uso de los privilegios" que conlleva la condición de representante público en un parlamento para situaciones de índole personal, "neutraliza" la creación de una "política rupturista eficaz".

Por su parte, en su documento de defensa, Paula Quinteiro reitera su inocencia y denuncia que tanto el procedimiento como el carácter de la consulta "vulneran" sus derechos y el de las personas inscritas de En Marea.

En esta línea, asegura que la consulta convocada es, en realidad, "un proceso revocatorio encubierto" que no sigue "el procedimiento regulado" en los estatutos de En Marea, por lo que cree que su capacidad de defensa no está garantizada.

DOCUMENTO DE LA DIRECCIÓN

En la documentación remitida a los inscritos por la dirección de En Marea se incluyen las resoluciones del Consello das Mareas (órgano máximo de dirección entre plenarios) de los días 22 de marzo y 28 de abril, en las que, respectivamente, se acordó solicitar la dimisión de Quinteiro y, una vez que la diputada decidió no abandonar su acta, iniciar el proceso para la celebración de la consulta que tendrá lugar esta semana.

Así, recuerda que el Consello acordó pedir la renuncia de Quinteiro porque entiende que su "alusión" a su condición de diputada en "una circunstancia privada" --según recoge el atestado policial y admitió la propia implicada-- "no es entendible para la ciudadanía" y "no puede ser aceptado" por el órgano político del partido instrumental.

A continuación, incluye la resolución del Consello das Mareas celebrado el 28 de abril en el que se inició la convocatoria de la consulta sobre el futuro de Quinteiro. Así, el Consello entiende que los inscritos son quienes forman "la fuente común" de la legitimidad de los representantes orgánicos e institucionales de En Marea.

"Son las inscritas las que decidieron quién serían nuestras representantes institucionales y son las inscritas las que decidieron quién nos representa en los órganos de En Marea. En consecuencia, es lógico que las inscritas resuelvan las contradicciones que en temas de interés político y social se puedan producir", incide la dirección.

Así las cosas, apunta que "la decisión" de las personas inscritas fijará "la posición del espacio político" sobre la continuidad o no de la parlamentaria en el Pazo do Hórreo, donde la mayoría de sus compañeros (once de 14 diputados, con presencia mayoritaria (siete) de miembros de Podemos, partido al que pertenece Quinteiro) respaldan que mantenga su acta.

DEFENSA DE PAULA QUINTEIRO

Por su parte, en su documento de defensa, Paula Quinteiro, que ya ha anunciado que no acatará el dictamen de las bases por considerar que no se está siguiendo el procedimiento adecuado, asegura ser víctima de "una situación de indefensión" basada en un "relato sesgado" en el que se ha empleado "información errónea".

La parlamentaria recuerda que el Grupo Parlamentario dio por bueno que, durante la noche del 18 de marzo, Quinteiro no incumplió "ningún punto" del Código Ético de En Marea ni actuó "fuera de la línea política" que defienden. Dicha resolución del grupo, adoptada por amplia mayoría tras una reunión que se extendió durante más de ocho horas, "no se envió" a las personas inscritas, según denuncia Quinteiro.

A continuación, afirma que la coordinadora actuó desde un primer momento a favor de su marcha dejándola en una "situación de indefensión", a lo que siguieron "declaraciones en prensa" que "contribuyeron a generar un único relato sin fundamentos reales".

En esta línea, apunta que mantuvo un "perfil bajo" para tratar de "no avivar" el ruido en torno a su caso "con declaraciones públicas", ya que considera que "esta polémica falsa solo beneficia al PP y a sus habituales cortinas de humo".

Asimismo, recuerda que "no existe" una denuncia formal contra ella y que el atestado de la Policía de Santiago en el que se recogen los hechos ocurridos en la madrugada del 18 de marzo "ofrece serias dudas de fiabilidad, por cuanto la otra patrulla que se presentó en la zona se negó a firmarlo".

PREGUNTA A LAS BASES

Tras reiterar que su intención fue la de "mediar" y no, como recoge el atestado del suceso, entorpecer la identificación de una de las personas que la acompañaban; Quinteiro critica que la pregunta efectuada a los inscritos en la consulta "prejuzga unos hechos que no son ciertos" y la deja "sin posibilidad" de defenderse.

En concreto, la pregunta a las bases para esta consulta es la siguiente: '¿Consideras que Paula Quinteiro debe dimitir de su cargo de diputada del Parlamento gallego por el uso de su acta de diputada para un asunto particular?'.

La diputada, como ya hizo en una carta abierta a los inscritos de Podemos Galicia difundida a través de las redes sociales, reitera que no tiene "ningún motivo" para renunciar a su escaño y que, en caso de que lo hiciera, su renuncia supondría "una derrota colectiva difícil de superar".

"REVOCATORIO ENCUBIERTO"

A renglón seguido, acusa a la dirección política de En Marea de vestir de "consulta" lo que, a su entender, es "un revocatorio encubierto" que no sigue "el procedimiento regulado" que establecen los documentos fundacionales aprobados en julio de 2016.

Según Quinteiro, el proceso de revocación de cargo público --que implicaría llevar su situación ante un plenario (suerte de congreso o asamblea de la organización rupturista)-- sí "garantiza" la defensa de la persona.

"En En Marea las bases siempre deberían tener la palabra, pero no podemos incumplir los reglamentos con los que, precisamente, con la voz de todas, nos autorregulamos en nuestras asambleas fundaciones", concluye el escrito de defensa de Paula Quinteiro.

Para leer más