31 de marzo de 2020
24 de marzo de 2014

Martinsa Fadesa propone a sus bancos cambiar deuda por activos y por préstamos participativos

Martinsa Fadesa propone a sus bancos cambiar deuda por activos y por préstamos participativos
MARTINSA FADESA

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Martinsa Fadesa ha planteado a sus bancos canjear una parte de su deuda por activos inmobiliarios y otra parte por préstamos participativos con vencimiento a largo plazo dentro del proceso de negociación que ha abierto para refinanciar sus 3.900 millones de euros de deuda concursal.

Así lo indicaron a Europa Press en fuentes de la inmobiliaria que controla y preside Fernando Martín, que con la reestructuración de este pasivo busca dejar a la compañía "con una deuda sostenible".

Martinsa asegura además haber encontrado una "buena disposición" a este plan en la banca y en la Sabeb, según informaron las mismas fuentes.

"Se está barajando un plan mixto entre conversión de deuda en préstamos participativos con vencimiento a largo plazo y dación en pago de activos", indicaron en la inmobiliaria. "La cantidad está por decidir", añaden.

Martinsa Fadesa anunció a mediados del pasado mes de febrero que había iniciado una negociación con sus principales bancos acreedores para reestructurar su deuda concursal, que actualmente se sitúa en 3.900 millones de euros.

La compañía volvió así a negociar con sus acreedores financieros tres años después de superar el mayor concurso de acreedores de la historia empresarial española y después de que en diciembre no pudiera pagar la cuota de deuda (unos 39 millones de euros) pactada en el convenio de acreedores con el que superó ese concurso.

En cuanto al patrimonio negativo con que Martinsa Fadesa concluyó el ejercicio 2013, hecho que puede suponer motivo de disolución de una empresa, la firma ha logrado sortear este riesgo gracias a que el Ejecutivo ha vuelto a prorrogar la medida por la que permite a las inmobiliarias descontar de ese patrimonio negativo el efecto de la depreciación de activos.

'NÚMEROS ROJOS'

Tres años después de emerger de la suspensión de pagos, la inmobiliaria registra 'números rojos'. A cierre del pasado año, Martinsa registró una pérdida neta de 568,21 millones de euros, un 2,5% menos que un año antes, por las menores provisiones realizadas ante el deterioro del valor de los activos y a pesar del aumento de los gastos financieros.

La compañía contrajo un 27,8% su cifra de negocio el pasado año, hasta 109,87 millones de euros, por la reducción del número de viviendas entregadas (612 unidades). El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en un importe negativo de 46 millones.

A cierre del pasado año, los activos de la inmobiliaria presentaban un valor, según la tasación realizada por expertos independientes, de 2.923 millones de euros.