18 de noviembre de 2019
28 de julio de 2019

Más de 65.800 pacientes se han beneficiado de los nuevos tiempos máximos de espera del Sergas desde 2018

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El decreto de garantía que establece los tiempos máximos de espera para que los pacientes accedan a prestaciones sanitarias no urgentes del Sergas ha beneficiado a un total de 65.883 personas desde que se puso en vigor en enero de 2018.

Así lo ha informado la Xunta este domingo en un comunicado, al tiempo que ha explicado que el Sergas garantiza un plazo máximo de 60 días de espera para intervenciones quirúrgicas programadas no urgentes y un tope de 45 días para consultas externas, pruebas diagnósticas y de carácter terapéutico.

El nuevo decreto ha servido para que en este periodo el servicio sanitario gallego realizase 16.548 cirugías, lo que supone un 25,1% del total de atendidos en este marco. Otras 24.829 personas (el 37,7%) fueron atendidos en consultas y 24.506 pacientes (el 37,2%) acudieron a las citas de pruebas diagnósticas y terapia.

Estos resultados se han alcanzado gracias a la subida que ha experimentado la atención sanitaria en el primer semestre de 2019 con respecto al mismo periodo de 2018. En concreto, la cifra de beneficiados para conseguir una intervención quirúrgica se ha incrementado en un 2,4%, al igual que la de los pacientes que recibieron pruebas de diagnóstico, que aumentó un 9,4%.

DECRETO POR PRIORIDADES Y RETROACTIVO

Además, el Gobierno gallego ha destacado que este decreto se dirige a las enfermedades oncológicas malignas que tienen cada vez "mayor prevalencia" y "gran relevancia social" en términos de salud, pero incluye también otras diez dolencias que cuentan con un "importante componente invalidante", como los trastornos arteriales, aneurismas cerebrales y desprendimientos de retina entre otros.

Por otra parte, la Xunta ha señalado que el decreto de garantía ha pasado de una gestión global a una organización "por prioridad" de urgencia y que tiene "carácter retroactivo". Esto significa que no solo se aplica para los nuevos pacientes que entran en la lista de espera del Sergas, sino también para aquellos que ya estaban dentro del proceso sanitario.

Para leer más