9 de marzo de 2021
7 de octubre de 2009

Miles de personas se manifiestan en Santiago para reclamar un trabajo decente y el desbloqueo del diálogo social

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unas 3.000 personas, según la Policía Local, --4.000 según la organización-- reclamaron hoy en las calles de Santiago el desbloqueo de la negociación colectiva, la recuperación del Diálogo Social, el refuerzo de la protección social, la defensa del empleo y un cambio del modelo socioeconómico de la comunidad gallega en la segunda Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

Afiliados y simpatizantes procedentes de todos los puntos de Galicia se sumaron a la marcha convocada en Galicia por UGT y CC.OO., acto que arrancó cerca de las 20.00 horas de la alameda de Compostela, bajo el lema 'Polo traballo decente. Diálogo social --Por el trabajo decente. Diálogo social--'. La manifestación recorrió algunas calles de Santiago hasta la praza de Platerías.

Los dos sindicatos coincidieron en pedir que se sitúe el "valor del trabajo en el centro de las políticas públicas" y exigieron al Gobierno gallego, con motivo de la jornada promovida por la Confederación Sindical Internacional (CSI) --integrada por más de 300 organizaciones de 155 países que representan a 170 millones de afiliados--, que priorice la recuperación del empleo. Se sumaron, por ello, a la reclamación de CSI a los Ejecutivos del G-20 de impulsar de modo urgente un Pacto Mundial por el Empleo.

En su intervención, el secretario xeral de UGT, José Antonio Gómez, reivindicó un trabajo decente, con contrato, salario digno y protección social. Asimismo, advirtió de que no se podrá hablar de recuperación económica hasta que se inicie el proceso de recuperación del empleo y subrayó el incremento del paro, la morosidad de las familias, la pobreza y el número de trabajadores sin protección social.

Su homólogo de CC.OO., José Manuel Sánchez Aguión, coincidió al destacar que son "miles" los empleos que se han destruido en la comunidad --más de 50.000-- durante el último año y alertó del riesgo de "fractura social" al señalar que las mujeres y los inmigrantes son los colectivos más desfavorecidos por la pérdida de puestos de trabajo.

CRÍTICAS A LA PATRONAL

Tanto Sánchez Aguión como Gómez criticaron la postura de la patronal, a la que responsabilizaron de romper el Diálogo Social en el conjunto del Estado, y de "paralizar" la negociación colectiva. Así, apuntaron que más de 4 millones de trabajadores están afectados por el estancamiento de 1.500 convenios colectivos en España, una situación de la que el responsable de CC.OO. afirmó que no tiene "precedentes".

UGT y CC.OO. abogaron por dar "un impulso" al Diálogo Social, tras criticar que el nuevo Gobierno gallego esté "paralizando" el desarrollo de los acuerdos suscritos en la pasada legislatura.

Las dos organizaciones apostaron por la racionalización de la estructura de la negociación colectiva de forma que ésta cubra a todos los trabajadores; la mejora del empleo; la introducción de la cultura preventiva en las empresas y el avance en materia de igualdad de oportunidades.