25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 30 de enero de 2010

    Morán promete "lealtad" al vencedor del congreso del PP ourensano y propone a Baltar Pumar que sea presidente de honor

    El alcalde de Verín leyó su candidatura, encabezada por Rodríguez Miranda y Celso Delgado, entre abucheos y gritos de 'fuera'

    OURENSE, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Verín y candidato a presidir el PP ourensano, Juan Manuel Jiménez Morán, anunció hoy antes de la votación del XV Congreso provincial que será "leal" a la candidatura que elija la militancia "como lo fue" al último 'barón' en activo que abanderó el 'sector de la boina', José Luis Baltar Pumar, a quien propuso como presidente de honor del partido.

    "Presidente, te hubiese seguido el tiempo que hiciese falta porque eres un referente para el partido y un referente para mí", proclamó el candidato, antes de garantizar a los 1.201 compromisarios que decidirán hoy el futuro del PP de Ourense que "no traicionará la memoria política de quien ha dado su vida por el partido". La mejor forma de honrarle, agregó, será "votar hoy al mejor".

    Jiménez Morán arrancó su intervención justificando su decisión de competir con el hijo del actual presidente, José Manuel Baltar Blanco, por liderar una formación a la que, dijo, se lo debe "todo". "Es el momento de empezar a devolvérselo", sentenció, antes de reivindicar "un partido vivo", cuyo esfuerzo permita "mantener la hegemonía" de las victorias 'populares' en Ourense.

    Convencido de que el PP de Ourense no puede "resignarse" a pensar que los tiempos anteriores "fueron los mejores", apostó por "no vivir de las fotos del pasado y empezar a pensar en las imágenes del futuro". Para ello, se comprometió a articular un partido "ágil como una gacela" que potencie los órganos existentes y que dé "protagonismo" al militante de base.

    En todo caso, garantizó que, ya sea como presidente o como militante de base, "protegerá y dignificará" las siglas del partido. "Porque no concibo el futuro sin servir al partido", proclamó y, tras una campaña intensa marcada por los continuos cruces de acusaciones con su rival, recordó al aforo del Paco Paz que los "enemigos" del PP no están "en el pabellón, sino fuera", en referencia a PSdeG y BNG.

    "TODOS NECESARIOS"

    "Y no les pienso dar una bocanada de oxígeno", advirtió antes de hacer un llamamiento a la unidad dentro de un partido en el que cada militante es "necesario". "Aquí sumamos todos y todos somos necesarios", sentenció Jiménez Morán antes de erigir como principal valor de la formación "el capital humano".

    En consecuencia, insistió en que "nadie sobra" en el PP de Ourense y volvió a pedir un partido respetuoso "con quien piensa diferente" dentro de un ideario común. "No quiero que nadie sea calificado de traidor por no comulgar con la línea oficial", avisó en relación a un apelativo que ha recibido continuamente en las últimas semanas desde el sector 'baltarista'.

    Jiménez Morán bajó del estrado y volvió a subir tras la intervención de Baltar Blanco, que leyó su candidatura, para hacer lo propio puesto que --argumentó-- "no estaba en el orden del día". Lo hizo entre abucheos y gritos de 'fuera' de la militancia que, sin embargo, mantuvieron su compostura e incluso aplaudieron tímidamente durante su discurso.

    Los primeros nombres de su candidatura --Rodríguez Miranda (propuesto como vicepresidente) y Celso Delgado (como secretario)-- también recibieron abucheos y gritos, mientras que una buena parte de los militantes empezaban a abandonar la sala de intervenciones para dirigirse a las urnas.