4 de marzo de 2021
16 de diciembre de 2014

Las negociaciones entre sindicatos y Abanca siguen "sin avances" y a la espera de una nueva reunión este miércoles

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las negociaciones entre los representantes de los trabajadores y Abanca por la intención de la empresa de implantar modificaciones sustanciales en el horario y los sueldos de la plantilla siguen "sin avances" tras una nueva reunión mantenida este martes en A Coruña, según informan a Europa Press fuentes sindicales.

La segunda reunión dentro del periodo formal de consultas, que tiene un plazo mínimo legal de 15 días, ha servido para que los representantes de las centrales escuchasen una exposición sobre el informe técnico que "no comparten", el elaborado por la consultora Equipo Técnico, y que para el banco justifica las medidas propuestas --jornada flexible con ampliación de las oficinas que abren de tarde y una equiparación de los salarios con el resto del sector bancario--.

Al término de la reunión, ambas partes se han vuelto a citar a la misma hora en el mismo lugar --10,30 horas, A Coruña--, en un encuentro al que al menos una organización, UGT, llevará una propuesta con cambios que están dispuestos a admitir para posibilitar que haya en las oficinas más horario de atención al público.

En concreto, según ha explicado a Europa Press el representante de UGT, José Ramón de Pliego, trabajan en un documento para presentar este miércoles que contemple la realización de unas 50 horas más por trabajador al año, "con el mismo salario", según ha enfatizado, para instar a la compañía a multiplicar esto por los en torno a 4.000 trabajadores de las antiguas cajas de ahorro y calcular así su impacto.

"Que no nos digan que no tenemos voluntad de negociar. Llevaremos algo para mejorar la eficiencia y el negocio, aunque no compartimos sus cifras. No se nos pueden pedir más sacrificios y es necesario llegar a un acuerdo para superar el trauma del ERE en vigor", apunta De Pliego. "Lo primero que necesita la empresa es tranquilidad", subraya.

PUNTO DE PARTIDO "DRÁSTICO"

Por su parte, Csica entiende que "no cabe" una contrapropuesta, debido a lo "drástico" del punto de partida planteado por el banco. También en declaraciones a Europa Press, su portavoz Carlos Peso lamenta que la entidad "sigue en sus trece y no ha reculado en ningún posicionamiento" desde el primer día.

Esta organización ha insistido en que estima que "las circunstancias son coyunturales" pero "las pretensiones de la empresa se basan en argumentación que es permanente".

Además, frente a lo que la empresa "pueda pensar" de las centrales, Peso resalta que quien "tiene que mover ficha" es Abanca. "No cabe lugar a ninguna contrapropuesta. Se han pasado de frenada", critica, antes de advertir que, una semana después, las partes continúan "en el mismo punto de partida".

Para leer más