23 de mayo de 2019
30 de noviembre de 2010

La nieve deja atrapados a conductores en varias carreteras gallegas y complica la circulación en otras vías

La nieve deja atrapados a conductores en varias carreteras gallegas y complica la circulación en otras vías
REUTERS

El uso de cadenas es necesario para circular en la LU-633 en Pedrafita do Cebreiro (Lugo)

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La nieve caída en las últimas horas en municipios de las cuatro provincias gallegas han dejado atrapados a conductores, incomunicadas poblaciones y condiciona la circulación en numerosos puntos de la red viaria gallega, sobre todo en Ourense y Lugo, donde son necesarias las cadenas para circular en la LU-633 en Pedrafita do Cebreiro.

En concreto, según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT), se requieren cadenas para circular en los primeros 17 kilómetros de la LU-633 en Pedrafita do Cebreiro, en ambos sentidos.

Además, la circulación es "difícil" por la presencia de nieve en la carretera CP-AC-0905 a su paso por la localidad coruñesa de Airavella, entre los kilómetros 31 y 34, según la DGT y está condicionada en gran parte de la provincia de Ourense.

Por su parte, a las 9.00 horas el 112 fue avisado por un particular de que se habían quedado incomunicados por nieve en la carretera LU-1303 en Folgoso do Courel (Lugo), en el lugar de Visuña, por lo que fueron movilizados efectivos de Protección Civil y de la diputación provincial.

Además, el servicio de emergencias fue alertado también de que la caída de árboles "de gran tamaño" en la carretera dejó incomunicado el pueblo de Barroso en el municipio de Avión (Ourense); mientras que en el ayuntamiento ourensano de Carballeda de Avia un autobús con pasajeros se quedó atrapado sobre las 8.15 horas en la carretera OU-0306 por la nieve. Así, fue movilizado el Grumir de Ribadavia y los usuarios del transporte recogidos "en perfecto estado".

En Lalín (Pontevedra), por su parte, un camión, que habitualmente transporta animales muertos pero que no llevaba carga, quedó embarrancado esta mañana en el Alto da Rocha dirección Froxán.

AMBULANCIA ATRAPADA

El 112 ha indicado que la "tónica general" en las carreteras gallegas es la presencia de vehículos atrapados en diversos puntos por la nieve. En concreto, en Melón (Ourense) sobre las 00.10 horas cuatro trailers se quedaron atrapados en el kilómetro 610 de la N-120, por lo que fue movilizado el Grumir de Ribadavia. Y en el mismo municipio a las 21.37 horas otros siete vehículos, entre ellos dos camiones, no pudieron continuar la marcha en la A-52 sentido Vigo.

También en la provincia de Lugo, en Palas de Rei, a las 22.43 horas un conductor de ambulancia se quedó atrapado por la nieve cuando llevaba de vuelta a su domicilio a un paciente. Según indicó el 112, en el kilómetro 32 de la N-547, en Montecalvo, el vehículo sanitario no pudo continuar la marcha.

Poco después, el conductor confirmó que el paciente había sido trasladado y que ya podía seguir la marcha, pero avisó de la presencia de árboles tirados en la carretera.

MUNICIPIOS AFECTADOS

Durante la noche y hasta las 7.30 horas se registraron complicaciones por nieve en carreteras de los municipios coruñeses de Melide, Santa Comba, O Pino, Aranga, As Pontes y Santiago; y en los lucenses de Guntín, Antas de Ulla, Palas de Rei, Lugo, Monterroso, Viveiro, Chantada, Paradela y Carballedo.

En la red viaria ourensana las complicaciones se localizaron hasta las 7.30 horas en San Cristovo de Cea, Piñor, O Carballiño, Boborás y Avión; y en la provincia de Pontevedra en Vigo, Dozón, Lalín, A Cañiza, Forcarei, Silleda, Cerdedo y Rodeiro.

Por hielo, las incidencias se registraron en Rois (A Coruña); Chantada (Lugo); y A Porqueira (Ourense), según ha precisado el servicio de emergencias 112.

En la provincia de Ourense, entre otros puntos, a partir de las 7.30 horas volvieron a registrarse incidencias en la A-52 en Riós debido a la nieve; en accesos a pueblos de montaña del municipio de Lobios; en el cruce de la N-525 con la A-52 en A Mezquita, donde vehículos se quedaron parados por la nieve; y en Verea y Laza, así como en A Gudiña, entre otros lugares.