30 de noviembre de 2020
1 de septiembre de 2007

Ocho de cada diez MIR de medicina familiar y comunitaria que terminaron la residencia en 2007 se quedaron en Galicia

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ocho de cada diez MIR especializados en medicina familiar y comunitaria que terminaron la residencia en 2007 quedaron en Galicia. Así, 58 médicos de un total de 71 residentes, es decir, el 81,6 por ciento están en la comunidad.

Además, 45 de estos 71 profesionales médicos se quedaron a trabajar en la misma área sanitaria en la que hicieron la residencia, lo que supone un 77,6 por ciento. De los 58 que se quedaron en Galicia, 30 están en Atención Primaria, 25 en urgencias de hospitales y los tres restantes, en Urgencias Sanitarias de Galicia-061.

Así lo confirmó hoy la Consellería de Sanidade en un comunicado, en el que indicó también que en 2006, los resultados fueron similares, puesto que de un total de 73 médicos que realizaron su residencia en la citada especialidad, 67 quedaron en Galicia.

MEJORAS PARA LOS MIR.

El Servicio Galego de Saúde firmó, el 24 de julio de este año, un acuerdo con unanimidad por parte de la Sanidad Pública gallega y de los sindicatos, en virtud del cual se mejoraron las condiciones laborales y retributivas del personal residente en formación. Así, los residentes que completan su período de formación en el Servicio Galego de Saúde se sitúan entre los mejor pagados del Sistema Nacional de Salud.

Este acuerdo de julio se suma al firmado el 23 de febrero de este mismo año, que incorpora mejoras en las condiciones laborales del personal residente en formación, entre las que destaca la modificación de los contratos de trabajo en lo que se refiere al régimen de jornada y horarios.

Además, ya están en vigor una serie de medidas adicionales con las que se equiparan las condiciones de trabajo del personal residente en formación con las del personal estatutario, en materia de permisos y licencias y responsabilidad derivada de posibles daños, entre otros.

Todas estas actuaciones, según el departamento que dirige María José Rubio, implican un aumento de la estabilidad laboral, y se desarrollan en paralelo a otras medidas como la creación de nuevas plazas derivadas del Plan de Mellora de Atención Primaria 2007-2011.