28 de enero de 2020
  • Lunes, 27 de Enero
4 de junio de 2008

Los opositores a Reganosa encerrados en Ferrol ven el Plan de Emergencia Exterior de "lavado de imagen" y "tapadera"

Insisten en demandar al alcalde ferrolano que se posicione en contra de la planta de gas situada en la ría

FERROL, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los opositores a la planta de gas de Reganosa que secundan el encierro en el Ayuntamiento de Ferrol convocado por el Comité Ciudadano de Emergencia de la Ría (CEE) manifestaron hoy su rechazo al Plan de Emergencia Exterior de la planta de gas, por considerar que se trata solo de "un lavado de imagen" y una "tapadera" que trata de "encubrir" el peligro que entienden que supone la instalación.

Por segundo día consecutivo, unas quince personas continuaron con un encierro con el que piden al alcalde de Ferrol, Vicente Irisarri (PSdeG), que se pronuncie en contra del funcionamiento de Reganosa en su ubicación el interior de la ría, en la localidad de Mugardos, en frente del puerto ferrolano.

Los miembros del Comité aseguran que al peligro de la ubicación de la planta de gas a menos de dos kilómetros de la población, se suman ahora nuevas amenazas, como el transporte de gas natural licuado en camiones cisterna, el aumento aprobado de la capacidad de producción, o la voladura del canal de entrada de la ría que prevé el Puerto para facilitar el acceso de los gaseros.

RIESGOS NO EVITABLES

Ante esta situación, aseguran de que el Plan de Emergencia Exterior (PEE) no puede evitar los "riesgos" para la población que se podrían producir en caso de que se registre una emergencia en Reganosa. El PEE, publicado en el Diario Oficial (DOG) de Galicia el pasado 31 de julio, comienza ahora a ser explicado a los vecinos de Mugardos y hoy fue presentado ante los medios de comunicación en A Coruña.

Rafael Pillado, portavoz del Comité, resaltó que el PEE "es sencillamente un lavado de imagen, es vender seguridad entre comillas", ya que en caso de accidente en Reganosa, sólo se "recogerían muertos y heridos". "Es una falsedad" y "una tapadera" para "encubrir" el peligro de la planta de gas, concluyó.

Los miembros del Comité, que desde 2001 rechaza la ubicación de Reganosa en Mugardos por considerar que supone una "amenaza" para la población, reclaman con su "encierro indefinido" en el Ayuntamiento, que el alcalde, el socialista Vicente Irisarri, reclame el traslado de la instalación al exterior de la ría.

El Comité censura que el alcalde haya admitido en diversas reuniones que Mugardos no es la mejor ubicación para Reganosa pero que sin embargo "no tome la decisión de reclamar la salida de la planta de gas". "Es una contradicción", subrayó Pillado, "es como si ante la colocación de una bomba, uno mira para otro lado porque ya está colocada".

Los miembros del colectivo vecinal anuncian que continuarán con su encierro de forma indefinida, en esta semana en la que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, y en la que está previsto que realicen una manifestación de protesta el próximo domingo 8 de junio en la ciudad, ante las "nuevas amenazas" que surgen en la ría de Ferrol, tanto vinculadas a Reganosa como a la ubicación de Ence que se baraja para la localidad cercana de As Pontes.

La planta de gas de Mugardos comenzó a operar en fase de pruebas en mayo de 2007 y fue autorizada para su funcionamiento comercial por el Gobierno el pasado mes de noviembre. Desde entonces, ya han atracado en los muelles de Reganosa más de 20 buques gaseros.

APOYOS POLÍTICOS

Desde el Gobierno municipal, el grupo de Esquerda Unida-Izquierda Unida, en coalición con el Partido Socialista, manifestó su "solidaridad" y su "apoyo máximo" tanto al encierro como a las "legítimas" reivindicaciones del Comité. La primera teniente de alcalde, Yolanda Díaz, insistió hoy en que la formación política entiende que la planta de gas "es un riesgo para la población", para "el medio ambiente" y "un auténtico dislate".

También desde la formación de Independientes por Ferrol, su portavoz, Juan Fernández, se manifestó hoy en apoyo a los vecinos. "Seguimos diciendo de forma clara y contundente que hay un riesgo adicional innecesario, porque la planta tendría que estar en el puerto exterior", declaró.