27 de enero de 2021
1 de diciembre de 2020

El Parlamento acelera la tramitación de la ley gallega de salud, que se debatirá en el próximo pleno

El Parlamento acelera la tramitación de la ley gallega de salud, que se debatirá en el próximo pleno
Junta de Portavoces del Parlamento de Galicia, el 1 de diciembre de 2020 - EUROPA PRESS

Los tres grupos presentan una propuesta conjunta para pedir que la medicina de emergencias y urgencias sea una especialidad concreta

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Galicia viene de autorizar la tramitación por el trámite de urgencia de la proposición de ley, a iniciativa del PPdeG, para modificar la ley gallega de salud, cuyo plazo de aprobación final se prevé para principios del año que viene y que esté operativa en febrero.

Así, el pleno de la próxima semana --que se celebrará el miércoles 9 y jueves 10 debido al festivo del martes-- acogerá el debate de la iniciativa, que ya ha cumplido los trámites previos para ser abordada por sus señorías, como es el informe de impacto de género o el criterio del Gobierno con respecto a la propuesta.

Concretamente, tal y como figura en el documento, recogido por Europa Press, la postura de la Xunta es "favorable" al texto legislativo, en consonancia a que, de hecho, ha participado activamente en su redacción, como se confirmó en la presentación en la que participó el propio conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña.

Aunque el debate se ciñe a los grupos parlamentarios inicialmente, el Gobierno siempre puede solicitar su palabra para posicionarse al respecto de un debate, en este caso, de una ley con la que se pretende cubrir el "vacío" legislativo intermedio entre la declaración del estado de alarma y la aplicación de restricciones derivadas de la situación de la pandemia.

El texto que se va a debatir, aborda desde las medidas que puede adoptar el Gobierno gallego en situación de pandemias, las sanciones por el incumplimiento de la normativa --delimitando las competencias de cada administración-- o la intervención de las residencias de mayores --para lo cual, por ejemplo, se simplifican los trámites administrativos--.

SE ABRE A SUGERENCIAS DE LA OPOSICIÓN

Con esta normativa, en palabras del portavoz parlamentario popular, Pedro Puy, se pretende evitar el "uso excesivo" del estado de alarma para adoptar medidas contra la pandemia. En este sentido, ha indicado que es preciso dotar de seguridad jurídica a esta cuestión y ha apelado, sin nombrarlo específicamente, al caso de Aragón y a que sus medidas de control de la pandemia fueron llevadas por un grupo de ciudadanos ante su tribunal superior, lo que podía decantar la situación hacia un levantamiento de restricciones.

El diputado popular ha lamentado que "no se actúe al mismo nivel" con la ley de salud estatal, si bien ha celebrado que con la reforma de la normativa gallega "se puede dar mayores niveles de certidumbre" con respecto a las medidas que se adopten y sin acudir a los tribunales.

"Estamos abiertos a sugerencias", ha añadido dirigiéndose a los grupos de la oposición --BNG y PSdeG--, que tienen reservas hacia el texto. "Pero la existencia de esta norma es importante para luchar mejor contra la pandemia", ha sentenciado, a continuación.

PROPUESTA CONJUNTA Y COMPARECENCIA DE RUEDA

Por otro lado, y sin salir de la cuestión sanitaria, en el próximo pleno comparecerá el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, para abordar la situación de la pandemia en relación a los departamentos que él dirige, singularmente el ámbito del turismo con el foco en las ayudas a la hostelería y la próxima desescalada gradual que se ha anunciado para este sector.

Además, Puy ha anunciado la presentación de una proposición no de ley conjunta de los tres grupos a propósito de una petición que hizo el miembro del comité clínico y urgenciólogo Tato Vázquez Lima y que compareció también en la comisión de reactivación económica, social y cultural de Galicia.

La petición versa en convertir la medicina de urgencias y emergencias en especialidad, una "petición muy demandada" y en la que todos los grupos se han puesto de acuerdo, porque pretende mejorar el servicio en un ámbito en el que es necesaria una formación muy específica.

De este modo, se dará un debate para que cada uno de los grupos puedan mostrar su postura específica sobre un texto en el que no habrá enmiendas ni discrepancias sobre la cuestión de fondo.

CASO DE VERÍN

Por otro lado, en el ámbito sanitario, el expediente abierto al ginecólogo de Verín Javier Castrillo, que ha recibido el apoyo vecinal en una protesta en días pasados, después de que se haya abierto esta medida disciplinaria al considerado una de las principales caras visibles de las protestas contra el cierre del paritorio --posteriormente fue abierto--.

Así, el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, le preguntará al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la sesión de control por las "represalias" al doctor Castrillo por la apertura de este expediente que se considera "una revancha".

Por su parte, también el BNG llevará su apoyo a este médico de Verín, un caso sobre el que no tiene dudas de la "causa-efecto" con respecto a la apertura del expediente tras liderar las protestas contra el cierre de ese servicio.

LEY DE MUSEOS Y LEY DE RESIDUOS

Al margen de estas cuestiones vinculadas a la situación sanitaria, y en una sesión plenaria que se prevé "larga", en palabras del portavoz del PPdeG, también se debatirán dos textos del Gobierno, a los que los grupos de la oposición han presentado sendas enmiendas de totalidad.

Así, se trata de la ley museos, que da cuerpo normativo y articulación legal a las 93 instituciones museísticas de Galicia, tanto públicas como privadas y trata de "avanzar en el acceso universal" a los elementos que en ellos se encuentran, así como impulsar las nuevas tecnologías.

También entrará a trámite la ley de residuos y suelos contaminados, una normativa pionera, dijo Puy, en España, y que pretende avanzar en cuestiones como la economía circular, el uso de materiales reciclados y la reducción de plásticos, entre otras cuestiones.

Trae "novedades" como que antes de 2023 los ayuntamientos tendrán que tener recogida separada de biorresiduos o que antes de 2024 se haga recogida selectiva de residuos peligrosos o textiles, entre otros. También dota de régimen jurídico para los puntos limpios y aborda la eliminación de los plásticos de los envases que se ofrecen a los clientes con las sobras de sus comidas en restaurantes.

"Vamos a ser una referencia", ha remarcado Puy, quien ha indicado que esta futura normativa también fomenta la contratación pública ecológica. Al respecto, ha indicado que el Gobierno gallego "ya trabaja en un manual" sobre el uso de materiales reciclables y contratables.

En el pleno también figuran otras cuestiones como la reclamación de la tramitación del ingreso mínimo vital para Galicia, a propuesta del PPdeG, un compromiso con el corredor atlántico de mercancías, por iniciativa del BNG --y una pregunta también del PPdeG--. Por iniciativa del PSOE, se abordarán los retrasos en oncología, como consecuencia de la pandemia, y la petición de mantener la ayuda en el hogar mientras dure esta situación.

Para leer más