19 de enero de 2021
26 de junio de 2018

El Parlamento gallego demandará por tercera vez la transferencia de la AP-9

El Parlamento gallego demandará por tercera vez la transferencia de la AP-9
EUROPA PRESS - ARCHIVO

PPdeG y PSdeG aprueban la propuesta, con la abstención de En Marea y BNG, partidarios de que se abordase también "el rescate" de la concesión

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento gallego pedirá por tercera vez al Congreso de los Diputados que debata y se inicie el proceso para la transferencia a Galicia de la titularidad de la Autopista del Atlántico (AP-9), una vía "estratégica" para la comunidad, después de varios vetos previos por parte del Gobierno central.

La proposición de ley que se dirigirá a Madrid encaminada a lograr el traspaso de la titularidad de la AP-9 ha superado el trámite en Comisión de Infraestruturas, donde ha sido aprobada por PPdeG y PSdeG, mientras que En Marea y BNG, que eran partidarios de que se abordase también "el rescate" de la concesión, han optado por abstenerse.

El texto, en términos similares al que se remitió al Congreso la segunda vez y que incidía en que el traspaso de la infraestructura no supondría ningún incremento de los gastos para intentar sortear uno de los argumentos que el Gobierno dio inicialmente para negarse incluso a que fuese debatido, queda ahora pendiente de aprobación final en pleno.

En todo caso, PPdeG, En Marea, PSdeG y BNG coinciden en expresar su deseo de que "esta vez vaya adelante" la petición. Eso sí, las visiones son distintas y mientras algunos han incidido en el cambio del Gobierno, que ahora dirige el socialista Pedro Sánchez, otros han apuntado a la oportunidad que da el fallo del Tribunal Constitucional (TC) que advirtió contra los vetos generalizados del Ejecutivo.

En concreto, una decisión del TC de hace pocos meses anuló los argumentos dados por el Ejecutivo central en casos como el de la AP-9 al advertir que "el Gobierno no tiene poder absoluto para vetar las leyes por razones presupuestarias" y que el Ejecutivo central "no tiene un derecho de veto ilimitado".

"VETO POLÍTICO"

Durante el debate en la Comisión, Luís Bará (BNG) ha recordado que esta será la "tercera tentativa" del Parlamento, las dos veces anteriores con el apoyo unánime de los grupos.

En esta tercera vez, antes de que su Grupo se abstuviese en la votación del dictamen, ha apuntado que el Bloque fue el autor de la "primera versión" de la proposición de ley, de la que posteriormente se acordó retirar la alusión a los "gastos" en el texto que se envió por segunda vez.

Sin embargo, visto el fallo del TC y las declaraciones del exministro Íñigo de la Serna, el BNG no encuentra motivo para volver a esta segunda versión y no mantener la primera, puesto que "se demostró" que el componente económico no era el "verdadero" motivo del veto.

"Hubo un veto político del Gobierno del PP a la tramitación de la ley y lo admitió el propio ministro. Primero hablaron de los gastos y después del riesgo de que se rompiese la unidad del Estado con todo lo derivado del conflicto catalán", ha rememorado Bará, quien ha manifestado su deseo de que, dado el "nuevo contexto político" y el fallo del TC, al menos se pueda "debatir" sobre el traspaso.

Es más, ha manifestado que "se debería buscar una fórmula de compensación para agilizar la tramitación de la ley". "Esperemos que el PSOE se desdiga de algunos argumentos que antes coincidían con los del PP y dé luz verde a la tramitación y traspaso de la AP-9", ha demandado, antes de insistir en que el BNG también cree que se debería "abordar el rescate de la concesión".

"LA PEOR CONCESIONARIA DEL ESTADO"

En este sentido iban precisamente enmiendas de En Marea que han sido apoyadas por el BNG, pero que fueron rechazadas por PSdeG y PPdeG, por lo que no salieron adelante. El diputado de En Marea Marcos Cal ha defendido no solo que se aborde la transferencia, sino también el "rescate" de la concesión.

A modo de argumento, ha señalado que la AP-9 está en manos de "la peor concesionaria del Estado, la que tiene más reclamaciones", en alusión a Audasa.

No en vano, ha criticado que ésta "cobra" igual por el servicio pese a que haya "atascos", y lo hace con la "permisividad y convivencia" del Gobierno central y también de la Xunta.

"DE JUSTICIA"

Para Raúl Fernández (PSdeG) es "de justicia" que se transfiera una infraestructura estratégica para la comunidad y que "conecta al 70% de la ciudadanía gallega".

"Siempre va a estar mejor gestionada desde la proximidad", ha remarcado, antes de defender sus enmiendas, similares a las del PPdeG, cuya incorporación al dictamen ya venía propuesta por la propia ponencia.

Al margen de las de carácter técnico, tanto el PP como el PSdeG incidieron en matizar que el traspaso de la infraestructura no supondrá "incremento alguno de los créditos ni disminución de los ingresos previstos en la ley de presupuestos generales del Estado en vigor".

Fernández hizo un llamamiento a buscar la "unidad" y ha manifestado su deseo de que haya éxito después de este tercer intento.

EL PP LAMENTA QUE NO HUBIESE UNANIMIDAD

Por su parte, el diputado popular Martín Fernández Prado ha lamentado que En Marea y BNG se abstuvieran, teniendo en cuenta "la importancia de que la iniciativa llegase al Congreso "con el respaldo unánime del Parlamento".

También el parlamentario del PPdeG ha manifestado su confianza en que ahora pueda salir adelante, aunque ha matizado que "no tanto" por el cambio de Gobierno a raíz de la moción de censura como por el fallo del TC.

Frente a los motivos de abstención de BNG y En Marea, Fernández Prado ha insistido en que el texto aprobado este martes por la Comisión "es el mismo sobre el que el Parlamento ya había alcanzado un acuerdo unánime", ya que considera que es "más fácil" de aprobar por el Gobierno de España y "facilita su tramitación" por la Mesa del Congreso.

Asimismo, tras criticar la "complacencia" que, a su modo de ver, muestran dirigentes socialistas con el nuevo Ejecutivo central, ha advertido que el PPdeG mantendrá sus "exigencias" no solo al traspaso de la AP-9, sino también en lo que atañe a la construcción de "otras grandes infraestructuras como la llegada del AVE a Galicia en 2019".