21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    9-M.- Los partidos gallegos centran la batalla electoral en A Coruña, Ourense y Pontevedra para mover el actual reparto

    Zapatero estará en la ciudad herculina y Rajoy en Vigo y en la capital ourensana, mientras que el BNG se centra en Pontevedra

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    PPdeG, PSdeG y BNG centran la batalla electoral para el 9 de marzo en A Coruña, Ourense y Pontevedra, con la expectativa de que el diputado menos que elige la circunscripción coruñesa no vaya en su detrimento, así como arañar algún acta de diputado a sus contrincantes por las otras dos provincias. En juego están 23 puestos gallegos en el Congreso de los Diputados.

    Los electores coruñeses escogerán, por razones demográficas, un parlamentario menos, por lo que es probable que se rompa el empate entre PPdeG y PSdeG, que cuentan en la actualidad con cuatro representantes cada uno, por uno del BNG, que es previsible que mantenga la situación actual.

    Con los resultados de 2004, serían los socialistas los que perdiesen el diputado, ya que se hicieron con la última acta del reparto, con unos 10.000 sufragios menos que los 'populares' y 15.000 menos que los nacionalistas. Para tratar de evitarlo, el PSdeG se volcará en esta provincia y la ciudad de A Coruña acogerá el único mitin de campaña en Galicia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

    Además, han colocado en la cabeza de su candidatura al ministro de Cultura, César Antonio Molina, que reivindica su condición de miembro del Gabinete Zapatero como el mejor modo de que se cumplan los compromisos con la comunidad. Por contra, tanto el 'número uno' nacionalista, Francisco Jorquera, como el popular, Antonio Erias, le acusan de no defender los intereses gallegos.

    PONTEVEDRA.

    Por otro lado, el PPdeG aseguró a Europa Press que es optimista respecto a la posibilidad de conseguir en las próximas elecciones generales un escaño más en la provincia de Pontevedra ya que, si se toman como referencia los resultados de las generales de 2004, en las que obtuvieron 279.454 votos, estarían a unas 12.000 papeletas para poder cumplir este objetivo.

    De hecho, fuentes populares destacan que Pontevedra es el escenario electoral más "emblemático" porque "siempre da más satisfacción subir en escaños" y porque es la provincia del candidato a La Moncloa, Mariano Rajoy. Precisamente, el mitin central del líder popular en Galicia tendrá lugar en esta provincia, concretamente en Vigo, el próximo 4 de marzo.

    Para evitar que los 'populares' le arrebaten el único diputado con el que cuenta el BNG en la provincia, los nacionalistas gallegos desarrollarán también una "campaña muy potente" en Pontevedra. Además, el Bloque extrapola el resultado de los últimos comicios locales, en los que consiguieron 109.681 votos, y concluye que les faltarían unos 2.600 para conseguir el segundo diputado en la provincia. Sin embargo, si se toman como referencia los datos de las generales de 2004, estarían a unos 900 votos de perder el escaño con el que cuentan en la actualidad.

    También el PSdeG explicó a Europa Press que se propone conseguir el cuarto diputado el 9-M, aunque reconoce que "se trata de un objetivo de máximos, ambicioso, pero difícil", ya que, en base a los resultados de 2004, necesitaría unos 50.000 votos para sumar un escaño. En todo caso, los socialistas contarán en esta provincia con la presencia del titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aunque creen que "lo más normal" sería que se repitiese el reparto de los pasados comicios estatales.

    OURENSE.

    Los tres partidos gallegos con representación en las Cortes también han colocado a Ourense como otra de las provincias prioritarias el 9-M, en la que socialistas y nacionalistas intentarán arrebatar al PP uno de los tres diputados que alcanzó en esta circunscripción en los comicios de 2004.

    Frente a ello, los populares intentarán mantener su histórica hegemonía en la provincia, en la que estará el presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy el próximo martes día 4 de marzo. También el PSOE le otorga especial importancia a esta provincia en la contienda electoral y, prueba de ello, es que la ministra de Agricultura y Pesca, Elena Espinosa, encabeza la candidatura socialista, así como que Ourense fue una de las ciudades que Zapatero visitó en precampaña.

    En esta ocasión, los socialistas están convencidos de que igualarán a los populares a dos diputados y aseguran que así lo auguran las encuestas. Por su parte, el BNG también se muestra esperanzado en lograr representación en la provincia y destaca que lograrían un diputado si se repitiesen los resultados que se dieron en las últimas elecciones municipales.

    LUGO.

    En cambio, los partidos de ámbito estatal consideran improbable un cambio en el actual reparto en Lugo, donde ambos cuentan con dos diputados cada uno. Sin embargo, el Bloque apela al resultado de las pasadas municipales para defender sus posibilidad de lograr representación en la provincia por primera vez en su historia.

    Con este objetivo, su candidatura allí, liderada por Paz Abraira, ha sido la más madrugadora de toda la comunidad, puesto que comenzó su labor de precampaña a principios de enero. Por su parte, los socialistas buscarán mantener la situación actual con la presencia como 'número uno' del secretario de Organización del PSOE, José Blanco; los 'populares' han situado a Joaquín García Diez al frente de la lista, la única novedad como cabeza de cartel de la formación de Alberto Núñez Feijóo con respecto a 2004.