29 de noviembre de 2020
31 de octubre de 2020

Los 'Pasteleros' mantenían vínculos con una organización de excombatientes balcánicos para distribuir cocaína en Europa

Los 'Pasteleros' mantenían vínculos con una organización de excombatientes balcánicos para distribuir cocaína en Europa
Alijo intervenido en un operativo contra el Clan de los Pasteleros en Ribadeo (Lugo) - GUARDIA CIVIL

El clan arousano eligió A Mariña para mover el alijo de media tonelada con el que fueron sorprendidos 'in fraganti' en Ribadeo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El clan de los Pasteleros mantenía vínculos con una organización de excombatientes balcánicos que colaboraban en la distribución de la cocaína que el grupo arousano importaba desde Sudamérica a través de un entremado "logístico y empresarial" con apariencia de legalidad con el que operaron durante "mucho" tiempo convencidos de que actuaban con "total impunidad".

Las conclusiones forman parte del balance que realiza la Guardia Civil tras la culminación de la operación 'Dinastía', que llevó a la detención el pasado jueves de seis personas y la intervención de más de media tonelada de cocaína en una vivienda del municipio lugués de Ribadeo.

El operativo fue dirigido contra el conocido clan de los Pasteleros, ligado al narcotráfico en la ría de Arousa desde los años 1990 y que, según los investigadores, decidieron, ante la "presión policial" en la comarca de O Salnés, moverse a Ribadeo para la transacción de un alijo de media tonelada de cocaína.

Allí, con un dispositivo "inédito" en la provincia, los agentes procedieron a monitorizar los movimientos de los implicados, lo que llevó a intervenir, en la jornada del jueves, en una vivienda donde fueron detenidas seis personas que se encontraban manipulando un total de 560 kilos de cocaína.

Cuatro de los arrestados eran de nacionalidad española --G.R.I. de 41 años, G.T.S. de 42, R.R.R. de 34 y J.A.O.R. de 41-- mientras que los dos restantes son serbios --P.P. de 36 años y N.D. de 37--. De hecho, la Benemérita resalta la conexión de los Pasteleros con el llamado 'Clan de los Balcanes', formado por excombatientes de Europa del este que colaboraban en la distribución de la droga por el viejo continente.

La presencia de miembros de este grupo motivó que el Instituto Armado contase con la colaboración de unidades especiales del cuerpo. Los investigadores resaltan que la presencia de estos grupos del este dedicados al narcotráfico a gran escala y su vínculo con las organizaciones gallegas ha ido en aumento en los últimos años debido a la situación geográfica de la costa de Galicia, que continúa siendo "uno de los puntos claves" para la introducción de droga en Europa.

Así, el grupo desarticulado esta semana contaba con "sofisticados e ingeniosos" medios para la introducción y posterior distribución de los estupefacientes por el continente. Para ello, pretendían transportar la droga por Galicia a través de grúas que simularían el traslado de vehículos averiados en los que iría oculta la droga. Todo ello bajo la vigilancia de una comitiva que escoltaría el traslado para avisar ante posibles incidencias o controles.

La droga, según los investigadores, procedía de Sudamérica, donde se encontraban varios miembros del clan encargados de adquirir la cocaína y arreglar su envío. Para ello, contaban con "altos conocimientos" en el uso de "sofisticados" medios de comunicación y aplicaciones de mensajería encriptada para establecer los contactos entre los distintos escalones de la organización.

REGISTROS EN 7 CASAS DE PONTEVEDRA

A raíz del operativo de Ribadeo, los agentes procedieron al registro de siete inmuebles ubicados en varios municipios de la provincia de Pontevedra --Vilagarcía, Vilanova de Arousa y Caldas--, así como en sedes de las sociedades que la organización criminal empleaba como tapadera para su actividad ilícita.

Allí fueron intervenidos varios vehículos de alta gama, equipos de comunicación encriptada, dinero en efectivo, armas de fuego cortas y documentación vinculada con la estructura criminal, que confería una apareciencia de legalidad con la que los miembros del clan operaban "con un convencimiento de total impunidad y seguridad durante mucho tiempo".

La investigación ha sido dirigida por el juzgado central de instrucción número 3 y la Fiscalía Especial Antidroga de la Audiencia Nacional y ejecutada por el Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de Galicia en colaboración con la Drug Enforcement Administration (DEA) de EE.UU. y las unidades de la Benemérita en las comandacias de Pontevedra y Lugo, así como la Unidad Especial de Intervención (UEI).

Contador

Para leer más


Lo más leído en Galicia