16 de enero de 2021
29 de julio de 2006

Pesca.- El BNG considera el recorte de capturas de cefalópodos pactado con Mauritania un "nuevo golpe" al sector gallego

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El BNG advirtió de que el recorte del 30 por ciento de las capturas de cefalópodos fijado en el reciente acuerdo de pesca entre la Unión Europea (UE) y Mauritaria supone "un nuevo golpe" para el sector gallego y, por ello, presentó en el Congreso una iniciativa para conocer cuántos barcos de la comunidad se podrán beneficiar.

La diputada Olaia Fernández Davila recordó que el convenio establece que la UE tendrá que pagar 86 millones anuales al país africano, además de los 22 millones que tendrán que aportar los armadores que logren licencias.

Al respecto, la parlamentaria nacionalista incidió en que más de la mitad de la flota del Estado que pescaba en aguas mauritanas, al amparo del acuerdo que expira el próximo 31 de julio, está conformada por buques gallegos, de modo que, de 90 barcos, 56 corresponden a la comunidad y, la mayoría, a embarcaciones cefalopoderas, 39.

De esta forma, y ya que la principal línea del convenio implica el recorte del 30 por ciento de las capturas, Fernández Davila denunció que los términos pactados "no son buenas noticias" para Galicia, ya que suponen "un nuevo golpe" para la pesca gallega que, recordó, "no está atravesando precisamente por una buena fase".

Así, recordó la "decepción" que ya constituyó el reparto de licencias para faenar en Marruecos y los "últimos fracasos" en la consecución de nuevos acuerdos, como aconteció con Senegal, con el que la UE "no fue capaz de firmar la renovación del pacto pesquero".

Por todo, Fernández Davila reclamó que el Gobierno explique el contenido del acuerdo con Mauritania y el número de barcos españoles y gallegos que podrán pescar en esa zona, al tiempo que preguntó al Ministerio de Pesca si prevé aprobar ayudas para las embarcaciones que resulten afectadas por los recortes establecidos en la captura de determinadas especies.