19 de septiembre de 2020
29 de junio de 2019

Piden penas que suman 35 años de prisión para los implicados en una reyerta en Cangas, entre ellos Sinaí Giménez

La pelea se produjo entre 'gitanos gallegos' y 'gitanos zamoranos' en el mercadillo de esta localidad

VIGO, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide penas que suman 35 años de cárcel para 12 acusados de participar en una reyerta en el mercadillo de Cangas (Pontevedra), entre los que están Sinaí Giménez y varios de sus familiares, así como miembros del grupo conocido como 'gitanos zamoranos', y que serán juzgados en la sala de lo Penal 2 de Pontevedra, entre el 1 y el 5 de julio.

El ministerio público formuló escrito de acusación contra 12 feriantes gitanos (siete de ellos del grupo conocido como 'zamoranos', y otros cinco de los 'Morones'), a los que considera autores de diversos delitos de lesiones, por una pelea que tuvo lugar en la mañana del 16 de octubre de 2015.

Según el escrito de acusación pública, el acusado Sinaí G.J. inició una discusión con el acusado Enrique L.S. porque éste había instalado su puesto de venta en el mercadillo de Cangas ocupando dos metros más de extensión. La madre de Sinaí, Flora J.G., también le recriminó esa actuación y fue golpeada con la tarima del puesto en un costado.

A partir de ahí se inició una reyerta con golpes de barras de hierro, empujones y otros ataques, en la que se implicaron más varias personas, entre ellas los 12 acusados, y otros familiares de uno u otro bando que acudieron a auxiliar a los heridos y que fueron, a su vez, golpeados.

Como consecuencia de la multitudinaria pelea, resultaron heridos de diversa consideración varios feriantes, tanto del grupo 'zamorano' como de la familia de los 'Morones'. La Fiscalía atribuye a los acusados diferentes delitos de lesiones.

PETICIÓN DE PENAS

En el caso de los 'zamoranos', el ministerio público pide para Enrique L.S., Javier D.G., y José Luis J.E., tres años y medio de prisión para cada uno. Además, para éstos y los otros cuatro acusados de este grupo (Luis L.S., Felipe S.J., Faustino J.B., y Manuel Jesús J.B.), pide multas que suman 8.100 euros, y que indemnicen a los heridos del 'bando' contrario en más de 7.000 euros.

Por parte de los 'Morones', la Fiscalía solicita condenas que suman 24,5 años de prisión. La mayor pena, de 14 años de cárcel, la pide para Sinaí G.J.; mientras que reclama 10,5 años de cárcel también para su hermana María Consuelo G.J.

Para éstos y el resto de acusados (María Amelia C.M., Miguel Ángel V.B., y Rafael F.G.) reclama multas que suman 9.000 euros, y que indemnicen a los 'zamoranos' en más de 20.700 euros.

CAUSAS PENDIENTES

Además de estas causas, Sinaí Giménez tiene algunos procedimientos judiciales pendientes. El más importante se instruye en un juzgado de Cangas, contra él y varios miembros de su familia, por supuestos delitos de amenazas, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas, etc. (investigación relacionada con las supuestas coacciones a feriantes).

Asimismo, el llamado 'rey de los gitanos de Galicia' también está pendiente de la instrucción iniciada en un juzgado de Salamanca, tras su detención (junto a Miguel Ángel V.B.) cuando fue interceptado llevando en un coche 3 kilos de hachís, el pasado 14 de mayo de 2019.

Por otra parte, la pasada semana estaba prevista la celebración de otro juicio penal en Pontevedra, en el que también Sinaí Giménez y varios familiares se iban a sentar en el banquillo de los acusados, por su implicación en la agresión a varios guardias civiles y un abogado a las puertas del juzgado de Tui (Pontevedra), en abril de 2014. La vista, no obstante, fue suspendida al no presentarse varios de los acusados, en concreto, tres de los hermanos de Sinaí: Consuelo, Marino y Juan Paulo.

De hecho, la Guardia Civil ya buscaba a Juan Paulo antes de este juicio, como presunto autor de un tiroteo ocurrido en la madrugada del 19 de mayo en Torneiros, O Porriño. Algunos testigos identificaron a esta persona como el individuo que entró en un centro multiusos (donde se celebraba una fiesta familiar de gintanos'zamoranos') y realizó varios disparos que, de rebote, alcanzaron en la espalda a un chico de 18 años y en la cara a una menor de 15 años de edad.