20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 9 de diciembre de 2009

    La posición acusa a la Xunta de amparar especulación con suelo industrial y Hernández afirma que no lo permitirá

    El conselleiro asegura que los precios del suelo tendrán como referencia el de venta "y no el que quiera el empresario"

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Los grupos de la oposición --PSdeG y BNG-- acusaron hoy a la Xunta de amparar, con el plan de suelo empresarial diseñado por el Gobierno gallego, que se paralicen proyectos y que se especule con las parcelas, mientras que el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, garantizó que no permitirá en ningún caso dicha especulación.

    Así lo afirmó durante su comparecencia en el pleno del Parlamento de Galicia para presentar la planificación de la Xunta en materia de suelo empresarial. "Nosotros no vamos a permitir bajo ningún concepto la especulación con el suelo en nuestros parques", proclamó y aseguró que así aparece reflejado en las bases, que establecen que el derecho de tanteo y retracto estará en función del precio de venta, "y no el que quiera el empresario".

    "Este va a ser el plan de la especulación", aseveró, por su parte, la portavoz del PSdeG, Mar Barcón, quien consideró que las medidas que introduce el Gobierno gallego en esta materia "favorecen el apalancamiento --del suelo-- y la especulación". A este respecto, criticó que se reduzca "de un 20 a un 5 por ciento" la sanción impuesta en caso de que el suelo no se destine al uso para el que se compró en plazo.

    Así, concluyó Barcón, se permite "apalancar suelo para esperar un mejor precio de venta" y "hacer negocio no creando empresas". "Está jugando a favor de la especulación con el dinero de los gallegos", incidió la diputada socialista, quien también acusó a Hernández de no estar interesado en la ordenación de Galicia y tratar de tomar decisiones sin llevar las Directrices de Ordenación del Territorio al Parlamento.

    Tanto Barcón como la representante del BNG en el debate, Teresa Táboas, coincidieron en que, con los datos expuestos por el conselleiro, en la pasada legislatura "se hicieron los deberes", mientras que el actual Ejecutivo "no licitó un sólo metro cuadrado" de suelo empresarial hasta el momento.

    El titular de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, explicó que el plan en el que trabaja la Xunta se marca como objetivos para 2012 la ejecución de 36 parques --serán 128 para esa fecha--, con lo que se incrementarían los metros cuadrados disponibles a 32,17 millones, lo que significa sumar 18,41 millones a los actuales y un aumento del 134 por ciento.

    La inversión prevista en este periodo es de 373 millones de euros y el Gobierno calcula que las empresas que se asienten en estas zonas podrán crear 61.000 puestos de trabajo y movilizar 2.300 millones en equipamientos y construcción. En este último sector, el impacto sería de 7.000 empleos, dijo Hernández.

    En 2015, la meta es llegar a los 193 parques empresariales, lo que supone construir 65 desde 2012. En ellos habrá 68,86 millones de metros cuadrados. La planificación, insistió, estará "condicionada" por la demanda "real" y la oferta de suelo específico para empresas.

    DINAMIZACIÓN Y ORDENACIÓN

    El conselleiro defendió que el plan busca "dinamizar", con medidas que "flexibilizan" las condiciones de pago, la venta de espacios en los parques, que se paralizó con la crisis, y diseñar el desarrollo ordenado del suelo empresarial, para hacer frente a las necesidades y gestionar "la desmesurada bolsa de suelo actualmente en desarrollo". Táboas interrogó acerca de por qué, pese a esta consideración, la pretensión es pasar de 13,75 a 68,68 millones de metros cuadrados en 2015.

    La diputada nacionalista afirmó que, a su llegada al Gobierno --fue conselleira de Vivenda en la pasada legislatura--, encontró que "se hacía especulación con el suelo" y que algunos alcaldes pedían la ampliación de parques "que estaban a silvas".

    Además, censuró que el parque de A Pasaxe, en Gondomar, lleve 40 años "en la ilegalidad" y que tuviese que llegar el BNG al Gobierno para inciar los trámites para regularizar la situación. Este fue el motivo, según Táboas, de que una "importante empresa" del naval, que posee una nave allí que no puede ampliar, haya recurrido a terrenos en la localidad portuguesa de Valença.

    EXCUSA PARA ERE

    La representante del Bloque manifestó, asimismo, su "preocupación" por que la situación de A Pasaxe "sirva de excusa para poder cerrar o presentar ERE". Además, explicó que la planificación del bipartito se vio afectada por la crisis y que empresas que tenían suelo reservado "se echaron atrás" por falta de crédito.

    En este sentido, el conselleiro manifestó su temor a tener que devolver, por "imposibilidad de ejecución", fondos procedentes en parte de la Unión Europea, utilizados para la construcción de parques.

    Por su parte, el diputado del PPdeG, Jaime Castiñeira, felicitó a Hernández por "tener el valor de afrontar con sentido común la herencia del bipartito".