26 de mayo de 2020
12 de agosto de 2008

El PP cree que Galicia puede ser "la primera víctima" de las "disputas" sobre financiación por la "debilidad" de la Xunta

Considera que la "división" de PSdeG y BNG coloca a esta comunidad en "la peor de las posiciones" y llama a "tomarse en serio" este tema

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario xeral del PPdeG, Alfonso Rueda, denunció hoy que los socios de la Xunta --PSdeG y BNG-- hayan dado un nuevo "ejemplo de división" en materia de financiación autonómica puesto que, según alertó, esta "debilidad" del bipartito puede ocasionar que las inversiones pendientes en Galicia sean "la primera víctima" de las "disputas" entre el PSOE y el PSC por este tema.

Con la Xunta "dividida", el 'número dos' de los populares gallegos concluyó que Galicia asiste al debate financiero "en la peor de las posiciones". "Decir una cosa y su contraria en un breve periodo de tiempo es equivalente a no tener criterio", resumió respecto a las diferencias entre socialistas y nacionalistas, y lamentó que el BNG "no espere ni medio día para desautorizar" a su socio de Gobierno.

Así, consideró "especialmente grave" que el PSdeG reprenda al presidente de Cataluña, José Montilla, por sus "excesos verbales" sobre financiación y defienda que "nadie quede discriminado", mientras que el BNG recrimina a los socialistas gallegos que actúen "exclusivamente en función de estrategias ajenas, diseñadas por Ferraz y Moncloa" y aplaude que, por contra, el PSC actúe "en función de los intereses" de Cataluña.

Tras concluir que el bipartito "no tiene postura" sobre financiación autonómica, se preguntó "con qué fuerza" podrá participar en este debate, e hizo un llamamiento "sincero" al Gobierno gallego para que "se tome en serio" un asunto "tan importante" como la financiación autonómica.

"FALTA DE CREDIBILIDAD" DE TOURIÑO

A su entender, es necesario alcanzar una postura unitaria en la comunidad gallega para poder negociar "con firmeza" con el Estado y con el resto de las comunidades para que la nueva financiación autonómica dé satisfacción a las necesidades de Galicia. De este modo, volvió a defender un modelo solidario, que tenga en cuenta las "peculiaridades" de la comunidad gallega, como la dispersión o el envejecimiento de la población.

Sin embargo, Rueda se mostró pesimista debido a las posturas "totalmente antagónicas" de PSdeG y BNG en este asunto y a esto sumó la falta de "credibilidad" del presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño. Al respecto, le recriminó que critique "ahora" las "pretensiones" catalanas cuando hace un año "defendía a capa y espada" la aprobación del Estatut y "decía que Galicia no tenía que temer".

ADELANTO DE LAS AUTONÓMICAS

En su opinión, el cambio de discurso del jefe del Ejecutivo gallego responde a "órdenes" del vicesecretario general del PSOE, José Blanco. "No es el momento de andar mandando recaditos de parte de Blanco", reprochó a Touriño.

En la misma línea, también insistió en que el jefe del Ejecutivo gallego "hará lo que le manden" respecto a la convocatoria electoral, por lo que se preguntó si "alguien confía en Touriño".

Puesto que la capacidad de decisión del presidente de la Xunta "es cero", dio por hecho que Blanco "tiene decidido" adelantar las autonómicas al próximo otoño, antes de que "se recrudezcan los síntomas de la crisis económica".