30 de octubre de 2020
20 de diciembre de 2010

El PPdeG sostiene que su modelo es "alternativa" a las "podas socialdemócratas que infunden terror"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PPdeG en materia de economía y hacienda, Pedro Puy, ha afirmado que defiende su modelo como "alternativa" a las "podas socialdemócratas que infunden terror" y ha sostenido que las características de los presupuestos de la Xunta para 2011 son "la austeridad, la solvencia, la sostenibilidad y la redistribución".

En su intervención para posicionarse respecto a las enmiendas al articulado de las cuentas autonómicas hechas por los grupos de la oposición, Puy ha afirmado que deben entenderse con los "condicionantes" que imponen los objetivos de reducción del déficit, que conllevan que Galicia tenga "la mitad de capacidad de endeudamiento" que en 2010, "menos transferencias y menos recursos finalistas".

Además, se ha referido a la subida del IVA, la congelación de las pensiones y la supresión de los 426 euros a parados para ironizar con que son medidas "muy progresivas" y advertir de la "poda socialdemócrata".

Frente a ello, ha asegurado que el actual gobierno gallego acumula un ahorro corriente de 96 millones de euros y es solvente porque "tiene capacidad de emitir toda la deuda y con costes razonables", al tiempo que "mantiene la capacidad de pago".

Además, ha argumentado que se trata de un proyecto "redistributivo" porque destina el doble de inversión por habitante a las provincias del interior que a las de la costa para superar el desequilibrio y ha subrayado que "se mantienen las inversiones" y se introduce un cambio de filosofía al responder a los objetivos e indicadores del Plan Estratégico 2010-2014.

El diputado popular ha insistido en que las fórmulas de colaboración público-privada "no es privatizar los servicios públicos", pues la gestión "es pública", y ha indicado que el Parlamento de Galicia es el que "más información tiene" de todo el Estado de las obras que se hacen mediante esta vía.

Para Puy, las cuentas públicas gallegas se han elaborado con "una honda lealtad institucional" hacia el Estado, dado que respetan los objetivos de reducción del déficit, y "priorizan el gasto social y la eficiencia". Así, ha defendido que confían en un crecimiento del 1% del PIB gallego el año que viene. "Podremos empezar a hablar de lo que más nos importa, que es la generación de empleo", ha afirmado.