24 de noviembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Una protectora de animales denuncia las "mentiras" y la "manipulación" del alcalde de Sada (A Coruña)

El BNG Local exigió la "dimisión inmediata" de Rodríguez Ares por "engaño intencionado a la ciudadanía"

A CORUÑA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presindenta de la protectora de animales Gatocan, Beatriz Martín, denunció "las mentiras" del alcalde de Sada (A Coruña), Ramón Rodríguez Ares, sobre la cesión de terrenos por parte del ayuntamiento para ubicar las instalaciones de la protectora ya que aseguró que "lo único que pretendía era hacer negocio con la protectora".

Beatriz Martín acusó al regidor local de manipulación puesto que "hasta el último momento ocultó la información relativa a las condiciones para la cesión del terreno apesar de estar obligado a dar audiencia a la parte interesada, algo que nunca hizó".

La presidenta explicó que "un día antes de que se celebrase el pleno municipal en el que se iba a aprobar la cesión de terrenos", se enteró "por terceras personas" de las condiciones. Entre ellas, destacó el punto que decía que "Gatocan se haría cargo, sin coste alguno para el ayuntamiento de la totalidad de los animales recogidos por los servicios municipales".

OPOSICIÓN

Beatriz Martín trasladó su total oposición a este punto ya que el objetivo de la asociación es construir una protectora "no una perrera donde se sacrifique a los animales pasados 20 días de su recogida".

En un primer contacto con el alcalde, éste le respondió a la presidenta de la protectora que "no habrá ningún problema para modificar este punto y llegar a un acuerdo" pero un día después y tras ser aprobada la cesión por el pleno, Rodríguez Ares se muestra contundente y asegura que "esa condición no se tocará".

"Después de que el alcalde me dijera el día anterior que no habría ningún problema, cual fue mi sorpresa al día siguiente cuando me reúno otra vez con el para tratar el tema y me dice que ese punto no se tocará bajo ningún concepto, que si lo quiero así bien y si no nada", explicó a Europa Press la presidenta de Gatocan.

Beatriz Martín mostró su total "indignación" ante la actitud del regidor sadense ya que asegura que ahora casi no queda tiempo para presentar a tiempo todos los documentos necesarios para llevar a cabo la construcción de las instalaciones.

La presidenta subrayó el hecho de que de no encontrar de forma inmediata un nuevo terreno para ubicar la protectora, perderá la subvención de la Consellería de Medio Ambiente puesto que el último día para presentar toda la documentación es el 15 de noviembre.

Pero tal como señaló Beatriz Martín, sin duda la ayuda más importante que puede perder la protectora por culpa de la situación actual con el ayuntamiento de Sada es la del PRODER cuyos técnicos habían incluso visitado los supuestos terrenos que el gobierno local cedería a Gatocan.

UN "DESESPERADO" LLAMAMIENTO

La presidenta de la protectora Gatocan hizó un "desesperado" llamamiento a los ayuntamientos de A Coruña por si alguno estuviese interesado en acoger las instalaciones en su término municipal "de forma gratuita".

Beatriz Mato extendió su ruego a todas aquellas personas que tengan un terreno adecuado para la instalación de la protectora y que estén interesados en alquilarlo, que se pongan en contacto con ella "cuanto antes".

"DIMISIÓN INMEDIATA"

El BNG local en relación a la denuncia de "mentiras y engaños" hacia el alcalde hecha por Gatocan, exigió la "dimisión inmediata" de Rodríguez Ares "si le queda algo de dignidad política e institucional" además de recomendarle que "pida disculpas a la cidadanía sadense".

"Los ciudadanos sadenses no tienen la culpa de que una persona que practica el engaño y la mentira esté al frente de la alcaldía sadense. El engaño intencionado a la ciudadanía es tan grave y evidente que debería ser motivo más que suficiente para que el señor Ares presentara su dimisión inmediata", declararon los nacionalistas.

El BNG añadió que no albergan "esperanzas" de que "una persona que permanece en el poder gracias a un tránsfuga sea capaz de plantearse la dimisión ni siquiera pedir disculpas públicas como le correspondería hacer en esta situación".

Lo más grave para los nacionalistas es que el alcalde tras saber que Gatocan no aceptaba el acuerdo de cesión de terrenos, "propuso igualmente al Pleno su aprobación, aún sabiendo que dicho acuerdo era papel mojado".

Para el BNG este asunto es "una evidencia más de una práctica política basada en la mentira, el engaño, la confusión interesada y la incompetencia".