1 de diciembre de 2020
24 de agosto de 2006

El PSdeG y BNG abogan por una política "de iguales" y una carta de derechos y deberes para los gallegos de la diáspora

El PPdeG denuncia la reducción en la cuantía de las pensiones que perciben los emigrantes residentes en el extranjero

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El PSdeG y el BNG abogaron hoy por una política "de iguales" y una carta de derechos y deberes para los gallegos de la diáspora, mientras que el PPdeG denunció una reducción en la cuantía de las pensiones que perciben los emigrantes residentes en el extranjero, que se equiparan a los países en los países que viven.

En este sentido, la portavoz de los socialistas, Marisol Soneira, manifestó en el pleno del VIII Consello de Comunidades Galegas, que se celebra hoy y mañana en Santiago de Compostela, la "necesidad" de diseñar un "nuevo modelo" de política de emigración, en el que se "recupere la dignidad".

De este modo, puntualizó que la igualdad "sólo se garantizará" con una carta de "deberes y derechos". Además, destacó la importancia de prolongar el reconocimiento de la galleguidad a los descendientes de emigrantes hasta los nietos, para que tengan la oportunidad de "ser español".

Asimismo, apostó por dar "un salto cualitativo" y no centrar únicamente las políticas de emigración en la cuestión asistencial. Según dijo, hay que aprovechar el potencial de los emigrantes y sus descendientes como "cauce para la proyección exterior de Galicia".

Por su parte, la portavoz del BNG en el Consello da Galeguidade, Ana Miranda, defendió el reconocimiento de la realidad y de los derechos y los deberes de los gallegos en la diáspora. Así, reclamó una 'Lei de Galegos e Galegas no Exterior' que se recoja en el nuevo Estatuto de Autonomía, en el que se recojan nuevas políticas migratorias "no superficiales",

TRANSPARENCIA, LEGALIDAD Y DERECHOS

Miranda apuntó que la clave para llevar a cabo las políticas migratorias reside en la "transparencia, legalidad y en los derechos", para recuperar parte "del orgullo perdido como nación gallega". Los emigrantes "deben recibir derechos no elogios", sentenció.

Por otro lado, el portavoz de Emigración del PPdeG, Aurelio Miras Portugal, reclamó al Gobierno central un trato "más favorable" para los emigrantes, tanto para acceder a la nacionalidad como para las prestaciones sociales y asistencia sanitaria, "ya que es el Ejecutivo estatal el que tiene que cubrir estas necesidades".

Según denunció el también ex conselleiro de Emigración, la cuantía de las pensiones que perciben los residentes en el extranjero se redujeron y se equipararon a las de los países en las que residen los emigrantes, en algunos casos.

Así, solicitó que los colectivos de gallegos en la diáspora computen en el ámbito de financiación autonómica y abogó por que se prioricen los temas asistenciales, ya que, a su juicio, los emigrantes viven en una situación de "desamparo". Asimismo, destacó el papel de los centros gallegos en el exterior, que ejercieron una "importante" labor sanidad, educación y acción social.

ORDEN DE INTERVENCIÓN

La comparecencia de los tres partidos políticos con representación en la Cámara gallega tuvo lugar en el transcurso del VIII Consello de Comunidades Galegas. Al respecto del orden de las intervenciones, Miras Portugal criticó que fuese el PPdeG el partido que comenzase, ya que es el que cuenta con mayor representación en el Parlamento.

No obstante, el secretario xeral de Emigración, Manuel Luís Rodríguez, apuntó que el orden fue aprobado previamente y que se hizo "en sentido decreciente", e incluso el PSdeG intervino antes que el grupo nacionalista, "pese a que cuenta con mayor número de escaños", precisó.

Posteriormente, tras un intercambio verbal "propio del Parlamento", según Soneira, que tuvo lugar entre Rodríguez y Miras Portugal; las comparecencias se realizaron tal y como se había previsto, si bien constó en acta la protesta del diputado popular.