7 de agosto de 2020
25 de junio de 2009

El PSdeG denuncia que la Xunta ordenó recortar 6 millones del capítulo de material en los centros sanitarios

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Sanidade del PSdeG, Miguel Ángel Fernández, denunció hoy que la Xunta ordenó a los hospitales y centros de atención primaria, a través de un correo electrónico enviado desde los servicios centrales del Servizo Galego de Saúde, efectuar un recorte de 6 millones en el capítulo de material sanitario, contratación de empresas ajenas --limpieza, seguridad, entre otras-- y comunicaciones.

Fernández entregó a la prensa una copia de la comunicación, en la que se indica que "de acuerdo con el plan de austeridad aprobado por el Consello de la Xunta del día 4 de junio, es preciso realizar minoración del crédito, entre otros, en el presupuesto del capítulo II de los centros del Servizo Galego de Saúde. El importe que se minora en cada centro, es proporcional al presupuesto inicial del capítulo II".

El socialista calificó la iniciativa de "primer ataque" del Gobierno gallego al sistema sanitario público, pues de este capítulo --el II-- se extrae el dinero para la compra de material sanitario y, en el caso de los hospitales, también para gasto de farmacia, explicó, si bien indicó que el recorte afectará "inicialmente" a la contratación de empresas ajenas y comunicaciones.

Los gerentes recurren, apuntó, a partidas no agotadas en estos dos últimos apartados para trasladarlas a gasto en material, una posibilidad que ahora "se elimina".

La reducción, que cifró en casi 6 millones de los 883 destinados a este capítulo (el 0,66 por ciento) en el conjunto de los centros gallegos, es "el primer descenso" en los recursos para la sanidad pública desde el 2003, criticó y señaló que la disminución va de los 20.000 euros de los centros más pequeños hasta los 800.000 de los grandes complejos hospitalarios.

DECISIÓN "MUY GRAVE"

Fernández, que fue gerente del Xeral Calde de Lugo, afirmó que precisamente el incremento de los recursos consignados en los capítulos I y II, es una "reivindicación tradicional" de los responsables de los centros sanitarios y calificó de "muy grave" que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "permita" esta decisión de Sanidade de "disminuir los recursos" de los centros públicos "y que a esto le llame plan de austeridad".

"Esperamos que este dinero no sea el que va a utilizar la conselleira para derivar a los pacientes a centros privados de dentro y de fuera de Galicia cuando apruebe el decreto de tiempo máximo de espera que anunció", dijo el socialista, que reclamó que haga "el mismo" recorte en los conciertos con los centros privados.

La reducción "puede poner en riesgo parte de la asistencia sanitaria pública", dijo, y defendió que, por la contra el anterior Gobierno bipartito elevó el gasto sanitario por habitante hasta 1.369 euros, por encima de la media española.