4 de diciembre de 2020
19 de agosto de 2007

Rajoy cree "más fácil" ganar los comicios de 2008 que los del 96 y ve "más que factible" encontrar socios para gobernar

Advierte de que el PP "será siempre un partido nacional y no la suma de 17 partidos" y augura que no habrá "ningún problema" con UPN

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, consideró que para su formación "es más fácil" vencer en las próximas elecciones generales de 2008 que las que ganó en 1996 con José María Aznar, y se mostró convencido de que al PP le será "más que factible" encontrar socios para gobernar.

En una entrevista concedida al diario Faro de Vigo, recogida por Europa Press, el líder popular mostró su "convicción profunda" de que "si el PP obtiene un escaño más que el PSOE, gobernará", aunque reconoció que le preocupa más el pacto con los españoles "que un acuerdo posible con cualquier otra fuerza política".

"Estoy dispuesto, como ya he demostrado, a llegar a acuerdos con las demás fuerzas, pero nunca trituraré mis convicciones", enfatizó, antes de comprometerse a que si se ve en "la obligación" de realizar un pacto de gobierno, "será público y se le explicará a los españoles".

En ese sentido, advirtió de que en ese hipotético pacto "jamás" renunciará a sus convicciones y al principio básico de que "los españoles son libres e iguales". Además, aseguró que "la estrategia de aislamiento --del PSOE sobre el PP-- ya se ha empezado a romper" y puso como ejemplo el gobierno de coalición del PP con Coalición Canaria.

En esa línea de acuerdos, Rajoy recordó que el PP ya gobernó en coalición con partidos nacionalistas hace años y consideró que "sería bueno que entrasen en el Gobierno" para acabar con las tensiones territoriales, aunque indicó que "depende de sus decisiones". Así, se mostró crítico y aseguró que "no hay ningún nacionalista que se dé nunca por satisfecho".

UPN GRUPO PROPIO

Por otra parte, se refirió a la petición del presidente de Navarra, Miguel Sanz, de que Unión del Pueblo Navarro (UPN) forme grupo propio en el Parlamento, ante la cual aseguró que no pasará "nada". "UPN es un partido navarrista y español y no tendremos ningún problema", zanjó.

Consultado por la posibilidad de que esta reclamación dé pie a peticiones de otras autonomías, el presidente del PP aseguró que la formación "será siempre un partido nacional y no la suma de 17 partidos". En esa línea, apuntó que tienen "un proyecto nacional para toda España que es conciliable con los proyectos que tiene para cada uno de sus territorios".

En cuanto a su relación con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy denunció que le "engañó dos veces", en la reforma del Estatuto de Cataluña y en la negociación con ETA. A pesar de ello, anunció que irá "siempre" a Moncloa cuando sea convocado por el jefe del Ejecutivo.

Al respecto de la marcha de Rodrigo Rato del Fondo Monetario Internacional, Rajoy recordó que el ex ministro de Economía manifestó su deseo de no seguir en la vida política, aunque indicó que "es una persona muy valiosa que está ahí y con la que a todos nos gustaría contar".

POLÍTICA GALLEGA

El presidente del PP también hizo referencia a la situación política gallega, al denunciar que está "peor" que hace dos años debido a "la ausencia de un proyecto, por las disputas entre los socios de gobierno, por no abordar los problemas y por echarles la culpa a los demás".

Así, dijo ver al presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, "con dificultades para gobernar", al frente de una coalición entre socialistas y nacionalistas que "es gobierno por la mañana y oposición por la tarde".

Respecto a la situación del PP gallego, consideró que el partido "debe estar en un constante proceso de renovación", aunque también advirtió de que no es partidario de "cambiarlo todo de un plumazo". Además, consideró que el ex presidente de la Diputación de Lugo, Francisco Cacharro, ha sido "poco justo con su partido" y concluyó que "la historia demuestra que a la gente le cuesta irse para casa".