29 de febrero de 2020
23 de abril de 2018

Rebajan a 20 años la petición de cárcel para el acusado de matar a golpes a su novia en Vigo

Un informe determina que tenía "dependencia emocional" de la víctima, pero mantenía sus capacidades cuando la mató

VIGO, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las acusaciones personadas en el juicio contra un hombre, D.P.A., acusado de haber asesinado a golpes a su pareja el 6 de septiembre de 2015 en una vivienda de Vigo, han rebajado a 20 años su petición de pena de prisión, así como la responsabilidad civil, que fijan en 100.000 euros de indemnización para el hijo de la víctima.

Así lo ha manifestado la Fiscalía en la presentación de conclusiones tras el juicio celebrado este lunes, con tribunal de jurado, en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra. El resto de acusaciones (la letrada del hijo de la víctima, así como la abogada del Estado y la de la Xunta)se han adherido y la defensa ha mostrado su conformidad.

De este modo, el ministerio público rebaja en cuatro años la pena de cárcel solicitada, y también reduce a un tercio la indemnización que reclamaba inicialmente. En todo caso, mantiene que el acusado es autor de un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento, con la circunstancia agravante de parentesco y la atenuante de confesión.

Al inicio de la vista, la representante de la Fiscalía ya había avanzado que modificaría sus conclusiones si el acusado reconocía el crimen, como así hizo en su declaración ante la sala. Además, ha valorado el hecho de que D.P.A. se entregó a la Policía, confesó lo que había hecho, y mantuvo esa confesión durante toda la instrucción del procedimiento.

RELACIÓN DE "DEPENDENCIA"

Durante la sesión de tarde de esta jornada de juicio, varios agentes policiales han declarado cómo el acusado les relató lo que había hecho, y que mantenía una "relación turbulenta con la víctima". De hecho, algunos agentes que interrogaron a personas del entorno del acusado, refieron que éstas hablaban de situaciones de vejación y humillación de la fallecida hacia el acusado.

Asimismo, tanto una de las forenses como una psicóloga que evaluaron las capacidades de D.P.A. concluyeron que el acusado mantenía una relación de "dependencia emocional" hacia la víctima, de la que estaba "muy enamorado", a pesar de que "la relación no era satisfactoria". No obstante, han precisado, "él lo sabía y lo aceptó", y mantuvo esa relación "voluntariamente" porque "tenía la esperanza de que las cosas mejorarían".

En ese sentido, han señalado que el hombre, pese a tener una "capacidad intelectiva media-baja", es una persona "normal" adaptada e integrada en el entorno social, laboral y familiar. Sin embargo, según las evaluaciones practicadas, los peritos infieren que la convivencia con la víctima supuso para él una situación de "estrés, ansiedad y tensión mantenida en el tiempo" que, finalmente, desembocó en un trágico final.

MUERTE POR GOLPES VIOLENTOS Y ASFIXIA

Con respecto al informe de autopsia, el médico forense ha concluido que la víctima falleció por una causa mixta: un grave traumatismo en la cara (que le llegó a desprender la zona facial del cráneo y romper las mandíbulas) y la asfixia por estrangulamiento (que incluyó la rotura de estructuras del cuello).

Además de esas lesiones, provocadas por "golpes violentos", la mujer presentaba otras contusiones en la cabeza, en el dorso de la mano y huellas de pisadas en el abdomen. Todas las heridas fueron provocadas mientras la víctima seguía viva y, según los peritos, "el episodio agresivo fue de tal magnitud que no le permitió defenderse (a la mujer)".

Para leer más