29 de febrero de 2020
1 de junio de 2018

El reparto de publicidad del tarot alertó a la Audiencia de Lugo para informar al TSXG sobre la jueza de Penitenciaria

LUGO, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El reparto de los pasquines que anunciaban citas con "tarotista y vidente" fue lo que motivó que, "por múltiples vías", la Audiencia Provincial de Lugo, que preside José Antonio Varela Agrela, informase al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia sobre la jueza titular de Vigilancia Penitenciaria número 3.

El presidente de la Audiencia de Lugo ha confirmado a Europa Press que así fue como decidió dar la voz de alerta, un trámite que implicó enviar un informe al Tribunal Superior de Galicia en el que explica que tuvo conocimiento de la supuesta actividad de la jueza.

El periódico 'El Progreso' ha publicado este viernes, como así lo hizo también el jueves, la descripción de una sesión de tarot con la jueza, según las informaciones emitidas. Sin embargo, después de trascender la información, la persona que responde el teléfono de contacto que aparece en los pasquines es un hombre que se identifica como su "empleado de hogar" y se atribuye las sesiones de cartas del tarot.

El departamento de Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que a su vez fue informado por el TSXG, abrió este jueves diligencias informativas para determinar si la jueza ejercía esta actividad.

La apertura de estas diligencias informativas constituye un paso previo que deberá determinar si se archiva el caso o se incoa un expediente disciplinario. En la tramitación de este proceso se practicarán actuaciones para "determinar la veracidad de los hechos", lo cual incluye, según han explicado las fuentes judiciales, recabar la postura de la jueza afectada.

LOS ABOGADOS Y FISCALÍA

Los abogados de Santiago ya se habían quejado de la jueza en 2012 por asistir a las vistas con "un gato", mientras que el Colegio de Abogados de Lugo se encuentra a la espera de la evolución de las diligencias informativas, pero no habían recibido ninguna queja formalmente.

Por su parte, su actividad al frente del juzgado de Vigilancia Penitenciaria había causado malestar entre algunos abogados, mientras que, según confirmaron fuentes del Ministerio Público, "el trabajo del área de vigilancia penitenciaria de la Fiscalía de Lugo se ha incrementado de forma notable desde finales de 2016", fecha en la que coincide que María Jesús García Pérez asumió el nuevo destino.